House Sitting, vacaciones gratis por cuidar de mascotas

Tener unas vacaciones de ensueño es el sueño de muchos, por no decir de todos. Sin embargo, los altos costes de hoteles y pasajes de avión, nos hacen despertar de dicho sueño. Hoy te hablamos de una iniciativa excepcional: vacaciones gratis a cambio de cuidar de mascotas. Se conoce como el House Sitting.

Los lugares a elegir son muchos. Desde pueblos de la campiña francesa  una casa en la Toscana, el centro de Londres o la emblemática Venecia, entre otros. El House Sitting está disponible en cualquier lugar que haya alguien dispuesto a hacerlo. ¿Te gustaría saber más sobre esto?

Hacerse cargo de las mascotas, un requisito del House Sitting

gato en la ventana de su hogar

Nuestras mascotas no pueden venir con nosotros a todos los lugares. en ocasiones, según dÓnde vayamos, tampoco interesa que vengan por algunas razones. Buscar un sitio donde lo cuiden no tiene por qué ser complicado. Pero puede resultar caro y siempre nos quedará otra preocupación: dejar sola a nuestra casa.

Para matar dos pájaros de un tiro, como se dice, nació el House Sitting. Esta es una nueva alternativa para que te cuiden tu casa y tu mascota gratis, solo a cambio de alojamiento. O por otro lado, si quieres una vacaciones de ensueño en cualquier lugar del mundo gratis a cambio de cuidar de una casa y de una mascota, el House Sitting es lo que estabas buscando.

Marley, por ejemplo, que es un canadiense que practicó, el House Sitting afirma:

“Gracias a haber encontrado a alguien que se hiciera cargo de nuestra casa y nuestra mascota hizo que pudiera darle a mi esposa sus vacaciones soñadas por Europa durante todo un mes”.

Obviamente, no vas a dar ni nadie te va a dar las llaves de una casa a cualquiera que no conoces así, sin más. El House Sitting implica un acuerdo firmado por ambas partes. En él se detallan tanto los derechos como las obligaciones del propietario y del inquilino.

En este acuerdo se podría incluir la realización de algunas pequeñas tareas domésticas por parte del inquilino. Por ejemplo, arreglar el jardín, cuidar de la higiene de la mascota o darle los paseos que necesite y llevarla al veterinario si fuera necesario.

Hay quienes deciden incluir tareas un poco más pesadas. Pueden ser arreglar un tejado o recoger la cosecha, pero esto ya incluiría una negociación por ambas partes para que repercutiera en una ganancia económica por parte del inquilino.

¿Cómo funcionan las páginas House Sitting?

perro encuentra hogar

Sea que quieras ceder tu casa, o disfrutar de unas vacaciones gratis, para acceder al House Sitting deberás registrarte en una de las páginas especializadas en proveer estos servicios. Como en la mayoría de registros y páginas, pedirán datos y un correo de contacto, así como  una pequeña descripción del usuario.

También tendrás opción de decir si prefieres perro o gato y lo que estás dispuesto a firmar en un contrato. Cuando encuentras una oferta que crees que encaja con tus preferencias, la página te permitirá contactar directamente con el propietario a través de email.

Se recomienda que para conocerse un poco más, tras el primer contacto por email se realicen algunas videoconferencias por Skype, por ejemplo. Es algo útil para verse cara a cara y hacerse una idea más real de la persona.

Home-Sitters es una de las páginas más conocidas para el House Sitting, si no la más. Por ejemplo, a través de esa página se logró que cientos de personas de Europa pudieran encontrar quienes cuidaran de su casa mientras ellos acudían a los Juegos Olímpicos que tuvieron lugar en Londres.

Y además, muchos que quisieron “huir” de Londres en esos días ofrecieron sus hogares a los House-Sitters disponibles. Encontrar alojamiento en Londres fue una locura, y gracias al House Sitting, muchos pudieron disfrutar de una época única.

¿Qué te parece la idea del House Sitting? ¿Te apuntas?