Qué hacer si tu hijo tiene miedo a los perros

A casi todos los niños les encantan los canes. Pero algunos tienen un miedo desmedido hacia ellos. Si este es el caso de tu hijo, te daremos algunos consejos e información que debes saber. Así podrás ayudarlo con su miedo a los perros y mejorar la convivencia con nuestros amiguitos peludos.

¿Qué genera el miedo a los perros en los niños?

Aunque parezca difícil de creer, el miedo a los perros en los niños a veces es generado por cosas que nosotros le decimos. Igual que tienen miedo a los monstruos porque les contamos cosas como “como no obedezcas vendrá el coco”, o “te llevará el hombre del saco”, también hemos dicho expresiones haciendo referencia a los perros.

Por ejemplo, “pórtate bien que el perro te comerá”, o “no lo toques que te muerde”. Todas estas expresiones han creado una serie de prejuicios en la mente de los niños que los hacen apartarse de los peludos.

comportamiento canino

Esto hará que cuando el niño crezca, sea el candidato idóneo para desarrollar un miedo desmedido a los perros. No obstante, la psicóloga Begoña Gallego explica que si queremos persuadir a los pequeños, debemos diferenciar las formas en las que usamos a los perritos en nuestras expresiones. Afirma que no es lo mismo decir “si no te comes la comida vendrá el perrito y se la comerá”, que decir “si no te comes la comida vendrá el perrito y te morderá”.

Cuando un niño tiene miedo los perros, estos pueden saberlo. Su capacidad olfativa los lleva a percibir las feromonas a grandes distancias. Así, si un pequeño está asustado, el can podrá saber y también se asustará. Sentirá al chico como una amenaza y podría llegar a actuar de forma agresiva, lo cual solo acrecentaría su problema.

Diferencias entre miedo y fobia

El miedo y la fobia son cosas muy distintas, no deben confundirse. El miedo es generado por una causa lógica. Es decir, si el niño ha tenido una mala experiencia con un perro, es lógico que el chico tenga miedo a acercarse a ellos y que los rechace. Esto sería algo fácil de solucionar adoptando un cachorro desde pequeño y haciendo que el joven participe de su evolución.

La fobia es algo distinto. Esta surge sin motivo aparente y es un miedo desmedido que puede generarse incluso al ver una foto o una imagen en televisión de dicha especie. Las fobias deberían ser tratadas por un psicólogo. Aunque en principio se podría probar con un cachorro que despierta ternura e instinto de protección.

Cómo evitar el miedo a los perros en los niños

Para que los perros no desarrollen el miedo a los perros es necesario educarlos desde pequeños. Y si aún son pequeños y están empezando a desarrollarlo, estos consejos también te servirán. La base está en enseñarlos a acercarse a un animal.

adiestramiento canino

  • Sin correr ni gritar. Los niños son espontáneos y entusiastas, y es normal que si ven un perro, una especie a la que no están acostumbrados, quieran ir corriendo hacia él. No obstante, dependiendo del can, este puede actuar de manera negativa e incluso agresiva y ocasionar el miedo en los peques.
  • Pedir permiso al dueño. Si tu hijo quiere acariciar a un perro, lo primero que debes enseñarle es que tiene que pedir permiso a su dueño. Él será el que mejor puede decir si es agradable o no con los extraños.
  • Enséñale a acercarse. Los perros funcionan por instinto y por sus facultades olfativas, por tanto la forma de acercarse, una vez que el dueño haya dado permiso, es poniendo nuestra mano cerca de la su hocico y permitir que nos huela.
  • Dile qué debe y no tocar. Mientras el perro sea un desconocido, no se le deben tocar las orejas, el cuello, el hocico o la cola. Estas son zonas que les molesta que le acaricien y si no nos conoce, la reacción puede ser peor.