Haz tú mismo juguetes para tu perro. ¡Le van a encantar!

En ocasiones cometemos el error de tratar a nuestros animales como si fueran personas, pero no lo son. Otro equivocación similar sería el considerar que son poco más que una planta, un ser con unas funciones vitales muy básicas. Nuestras mascotas tienen necesidades que suplir, más allá de que les demos alimento, les saquemos a pasear y les busquemos un lugar para dormir. También necesitan tiempo para el ocio. Por eso, en este artículo te vamos a mostrar cómo hacer tú mismo juguetes para tu perro.

Por qué necesitas juguetes para tu perro

juguetes caseros 3

Tu perro necesita divertirse y, como es un animal, si tú no le facilitas la tarea, buscará algo con lo que jugar. Seguramente, lo que encuentre por la casa. Los muebles, la ropa o los objetos de nuestros hijos. Además de entrenarse físicamente, con mayor o menor intensidad, le servirá también para conseguir desarrollar su mente.

En ocasiones, puede que su adiestrador te pida que utilicéis algún juguete para tratar de superar algunos trastornos de conducta, como la ansiedad causada por la soledad, el estrés o para los perros de más edad. Podemos caer en la tentación de gastar el dinero en adquirir diferentes objetos para que nuestra mascota disfrute de ellos. No obstante, no es necesario. Si haces tú mismo los juguetes para tu perro, te saldrá no solo más barato, sino que también tendrás la satisfacción de haber creado algo especial para alguien que es tan importante en tu vida.

Si te parece que no eres la persona más habilidosa del mundo, no te preocupes. Los juguetes para tu perro que veremos a continuación son muy sencillos de realizar.

Juguetes para tu perro: botella de premios

Busca una botella de plástico acorde con el tamaño de tu perro. En la zona del medio de la que hayas elegido, haz un agujero redondo con la ayuda de un cúter. Tiene que contar con el tamaño adecuado para que puedas introducir por él los distintos premios que hayas escogido. Lo mejor es optar por aquello que el perro pueda comer.
Debe resultar sencillo que los premios salgan al exterior mediante pequeños golpes que realice el perro con el morro o la pata. Hay que tomar la precaución de forrar con cinta aislante la zona de la botella en la cual hemos realizado el corte, para evitar de esta forma que tu mascota pueda cortarse con alguna borde que no haya quedado bien pulido. Es uno de los juguetes para tu perro que te puede ser de más utilidad a la hora de gratificar algún buen comportamiento que haya tenido.

Juguetes para tu perro: pelota va, pelota viene

perro jugando

Esta es una alternativa muy sencilla. Coge un calcetín viejo y una pelota de tenis que ya no sirva, pero que no esté pinchada. Introduce la pelota en el calcetín y haz un nudo para que no se salga. Después, puedes jugar al tira y afloja, sujetando tu mascota por la parte de la pelota y tú por la del calcetín.
También puedes situarte de pie delante de tu perro y subir y bajar la pelota agarrada por el calcetín, para que él trate de alcanzarla con la boca. Si estás fuera de casa, juega a tirarle el juguete y que el perro lo traiga de vuelta.

Juguetes para tu perro: tres eran tres

Seguro que tienes por casa algunos peluches pequeños y viejos. Si no, pídeselos a algunos papás que conozcas. Seguro que les harás un favor ayudándoles a deshacerse de la ingente cantidad de muñecos que puede reunir un solo niño. Si aun así no los consigues, te tocará comprarlos, pero busca una tienda baratita, que las hay.

Puestos a pedir, que sean lo más llamativos posible. Elige tres. Después, cóselos, uniéndolos de tal manera que formen una especie de triangulo, quedando en cada una de la caras el muñeco boca arriba. A tu perro le encantará este original juguete. Cada vez que lo mueva y vea una cara distinta que la anterior, estará desarrollando su memoria instintiva.

Hemos visto tres juguetes para tu perro. Fáciles, originales y divertidos. Solo resta que elijas el que más te guste para hacérselo. Mejor todavía, ¿por qué no le haces los tres?