¿Qué hago si mi gato hace todo fuera del arenero?

Cuando un gato hace sus necesidades fuera de su espacio o del arenero, puede tratarse de un problema de conducta. Los mininos son muy cuidadosos con su higiene.

Podría tratarse de estrés causado por diferentes situaciones. Es necesario encontrar la causa y la forma de solucionarlo. No se trata de imponer un castigo, sino de poner remedio.

Tu gato no respeta la utilidad del arenero, ¿problemas de salud?

Los primeros pasos tienen que servir para descartar el veterinario cualquier problema de salud.

Determinados trastornos pueden aumentar la cantidad de orina producida, disminuir la capacidad de retención del esfínter o producir dolor al orinar. Esto ocurre cuando el animal padece enfermedades del tracto urinario bajo, como cistitis, insuficiencia renal, diabetes, hipertiroidismo, etc.

La edad dificulta llegar a tiempo al arenero

gato y arenero

Los problemas de la edad, como es el caso de enfermedades neurológicas o artritis severa, pueden hacer que tenga dificultades para llegar a tiempo a su bandeja del arenero cuando quiere hacer sus necesidades.

Par poner remedio a esta situación, hay que acercar el sitio del arenero o facilitar el acceso al gato. También podemos elegir una bandeja de bordes bajos y situarla cerca de su lugar de reposo.

El estrés

Hay más circunstancias que pueden alterar los ritmos y el comportamiento de nuestros felinos domésticos.

Ejemplos de estas situaciones son la llegada de un nuevo inquilino a casa, o familiares, una mudanza, la vuelta al hogar tras una hospitalización, etc. Los simples cambios de rutina también alteran a nuestro amigo.

Cuando se producen estos cambios, lo más adecuado es respetar los horarios fijos para sus rutinas. Así es con su comida, el peinado, etc. Además, hay que dedicar un tiempo al día para acariciarle y relajarle.

Determinadas sustancias naturales, como es el caso de las flores de Bach y las feromonas naturales felinas, ayudarán mucho. Facilitan el que nuestro gato se relaje y se encuentre cómodo con el entorno que le rodea.

Causas de que se rebase el espacio del arenero

Si el gato hace necesidades fuera de su bandeja sanitaria y lo hace en otras partes de la casa, puede ser porque no encuentre cómodo el arenero. Esto puede deberse a diversas razones:

  • Una mala limpieza de la bandeja. Los gatos son muy delicados con su higiene y no querrán hacer sus necesidades en una bandeja que no esté bien limpia. Lo ideal es quitar todos los días los deshechos sucios y cambiar la arena según el tipo.
  • El cambio de arena, si es aglomerante, debería hacerse cada día. Lo normal es cada 7-10 días y las perlas de sílice una vez al mes.
  • Según el material absorbente de la bandeja. Hay que cuidar la elección de la marca, tamaño u olor del material, piedra o arena de la bandeja.
  • La ubicación que tenga el arenero también es importante. Debería situarse en un lugar tranquilo para que el gato se sienta seguro. Además, tiene que estar lejos del tránsito y del ruido, y que no esté cerca de su plato de comida y bebida.
  • No cambiaremos el arenero de sitio, pues de esa forma nuestro amigo se despistaría.

Características que debe tener el arenero

El tipo de bandeja, el arenero, debe ser alto y profundo para que el animal se sienta cómodo al entrar y hacer sus necesidades.

Los gatos suelen preferir bandejas que no sean muy altas, pero sí amplias y que tengan suficiente profundidad. También hay felinos reservados que prefieren bandejas cubiertas para guardar su intimidad mientras que otros prefieren abiertas.

En cualquier caso, es importante que el arenero sirva para que el gato esté a gusto.

El gato solo o aislado

arenero gato

Si el gato se siente muy solo o está triste, tiene tendencia a defecar en cualquier lugar de la casa. Esto tiene razones científicas.

Las sustancias excretadas en las heces producen un olor que hacen que el gato se sienta más cómodo y/o menos indefenso. Puede que incluso esperen que su dueño las encuentre y de este modo sepan que están queriendo decirles algo.

Los lugares que suelen utilizar como alternativa son habitaciones, comedor, o zona de paso de sus dueños, incluso encima de sofás o sillones.

Amenzas

La existencia de alguna amenaza también puede hacer que los gatos hagan sus necesidades fuera de su cajita, normalmente en la puerta de la casa.

Puede haber sido algo puntual, algún ruido muy fuerte, alguna visita a la casa de alguien desconocido, la presencia de algún otro gato cerca de la entrada de la casa u otro animal, algún escarmiento o palabras con un tono fuerte hacia él. O puede ser alguna amenaza que se alarga en el tiempo.