5 cuidados para gatos mayores

Tener una mascota es algo maravilloso pero a la vez lleno de responsabilidad. Y es que los animales son dependientes de nosotros, necesitan nuestros cuidados y atenciones para seguir viviendo y estar sanos. No obstante, después de varios años con una mascota, cuando esta se hace mayor, requerirá más cuidados de los habituales. Hoy hablaremos de cómo cuidar a los gatos mayores.

El deterioro en los gatos mayores

gato en la calle

A medida que crecen, los gatos pueden sufrir deterioros en su salud como pérdida de audición, de la visión e incluso del olfato. Es por ello que a medida que los gatos se hacen mayores, debemos aumentar las atenciones y cuidados que les permitan tener una vejez digna.

Nos han acompañado durante toda su vida, y a pesar de la leyenda de que los gatos tienen 7 vidas, no es cierto, solo tienen una y de nosotros depende cómo la viven.

Por tanto, ¿qué pasos se deben seguir para cuidar en casa a nuestros gatos mayores? A continuación te indicamos 5 consejos a seguir que nos ayudarán a cuidar de los gatos mayores:

1- Vigilar su alimentación

Dice el dicho que somos lo que comemos. Esto es cierto en el caso de los gatos mayores también. Un gato de edad avanzada no podrá alimentarse del mismo modo que cuando era adulto, pues necesitará unos nutrientes y refuerzos que la comida de la que se alimentaba antes no le podrá aportar.

Las marcas de alta gama proveen una amplia variedad de alimentación para todo tipo de animales clasificándolas por edades. Escoge una para gatos mayores, pues estas están provistas de proteínas, fósforo y grasas al nivel adecuado para favorecer el buen funcionamiento de su organismo, así como el refuerzo de su sistema inmunológico.

También su textura será más suave y tierna facilitándole el masticado.

2- Escoge un buen veterinario

Si tu gato no ha tenido el mismo veterinario durante toda su vida, intenta encontrar uno que sea especialista en gatos y en sus patologías.

Te decimos esto porque los gatos, a diferencia de otras mascotas, no exteriorizan su dolor, son especialistas en esconder su sufrimiento, por lo que necesitará que un experto en patologías felinas lo descubra aun cuando el gato no lo exteriorice.

Esto es porque lo lleva en la sangre, pues en la vida salvaje el enfermo es débil, y, por tanto, una presa fácil para los depredadores. Un buen veterinario conocedor de los gatos podrá saber de manera simple qué le sucede a tu gato mayor. De ahí que una de las reglas esenciales en el cuidado de felinos mayores sea precisamente las visitas periódicas al veterinario, al menos dos al año.

3- Mantén la higiene bucal de tu gato

Los gatos mayores tienen tendencia a sufrir gingivitis, una inflamación de las encías que puede causarle infecciones así como la pérdida del apetito. Cuidar de su higiene bucal en casa con las cremas dentales y cepillos recomendados por el veterinario es primordial para preservar la buena salud de los mininos mayores.

4- Cuida su pelo

El pelo es el reflejo de la salud de los gatos mayores. En caso de que haya daños internos, infecciones o cualquier otro tipo de problema de salud, el cabello será el primero que lo refleje.

Esto se verá porque perderá brillo, vitalidad y fuerza, además de que se caerá en exceso. La edad también será algo que va a influir mucho en el deterioro del pelaje del animal, por lo que cuidarlo en casa es una buena forma de evitar problemas mayores.

En el mercado podrás encontrar todo tipo de productos y vitaminas que te ayudarán a cuidar el pelo de tu gato.

5- No automediques a los gatos mayores

gato comiendo

Algo que nunca se debe hacer con un gato mayor es darle medicamentos humanos ni cosas naturales que creamos que le van a funcionar porque lo han hecho con nosotros.

Después de conocer estos puntos, la conclusión es clara: la única forma correcta de cuidar a los gatos mayores es siguiendo las pautas del veterinario y sumarlo al amor, paciencia y cariño que nosotros tenemos que poner en casa.

Es triste llegar a ver como tu mascota se va yendo un poquito cada día, pero es parte del ciclo de la vida, y es un momento que con el amor que sientes por ella podrás disfrutar también, pues tu gato necesitará más de ti y él te lo agradecerá en sumo grado.