Cómo enseñar a un perro a cruzar la calle

La mayoría de los perros se vuelven locos al salir a la calle. Aunque podemos hacer que mantengan la compostura un poco, cuando toca cruzar la calle, la cosa se complica. Quieren correr y abalanzarse sobre los coches sin pensar en lo que podría pasarles.

Es obvio que ellos no piensan. Así pues, no ven el peligro que lanzarse a una carretera puede entrañar. Es nuestra obligación no tan solo mantenerlos vigilados, sino intentar que aprendan a cruzar la calle. ¿Se puede realmente enseñar a un perro a hacer eso? Sí, y vamos a enseñarte cómo.

Enseña a tu perro a cruzar la calle

Hay dos órdenes principales que el animal debe aprender: quieto o siéntate, y pasa o vamos. Estas son primordiales, pues dicen al perro exactamente lo que debe hacer.

Enseña a tu perro la orden de quieto

border collie

Escoge un lugar, como una tabla en el suelo, o incluso una mesa de plástico. El animal deberá estar sobre ella y cuando quiera moverse deberás decirle “No” (algo que seguro tu perro ya entiende lo que es) mientras lo mantienes con tus manos y le dices “quieto”.

El perro, cuando escuche esa orden varias veces, asociará la palabra “quieto” al hecho de que no puede moverse o ir donde quiera. Luego bajaremos al animal del lugar en el que esté y lo dejaremos suelto. Le diremos quieto mientras lo señalamos.

No esperes que lo haga a la primera de cambio. Ya sabes que enseñar un comando a un perro requiere de tiempo y paciencia. Pero después de varias veces que tu can lo oiga y lo asocie con el gesto, lo aprenderá, no lo dudes.

Enseña a tu perro la orden de vamos

Una vez que el animal ha aprendido la orden de quieto, es buen momento para enseñarle al orden de vamos o pasa. ¿Cómo hacerlo? Después que consigas que se quede quieto, entonces haz un gesto con la mano mientras le dices “vamos”.

El posible que el perro te mire y crea que estás loco y no entienda lo que esperas de él. Llámalo por su nombre y dile ven, entonces camina y dile “vamos”. Recuerda acompañar la orden con un gesto para que el animal lo relacione y de ese modo le sea más fácil obedecerte.

Ahora, la calle

Bien, una vez que tu mascota ha aprendido los dos comandos más importantes, es hora de enseñarle a cruzar la calle.

Lo principal es a través de la correa mantenerlo a nuestro lado todo el tiempo, no detrás, ni mucho menos delante.

No debemos esperar a llegar al final de la acera, es mejor parar unos veinte metros antes, cuando el semáforo aún esté rojo. Entonces le diremos “quieto”. Cuando veamos que la luz cambia a verde, le diremos “vamos”, manteniéndolo siempre a tu lado.

Poco a poco se irá familiarizando con ambas órdenes y las relacionará con cruzar la calle. Una vez que esto suceda, podrías enseñarle la orden “alto”. De ese modo la podrías usar cuando estén frente a un semáforo. Así el animal ya sabrá cuando debe parar, estarse quieto y caminar. Es posible que incluso aprenda a hacerlo sin necesidad de correa, aunque si quieres practicar eso, hazlo en una carretera no transitada.

Usa el refuerzo positivo también al cruzar la calle

galleta perro

El mejor modo de enseñar es usando el refuerzo positivo. Cada vez que aprenda un comando o reconozca y obedezca la orden, dale una de sus golosinas preferidas y acarícialo para que sienta que lo quieres y estás orgulloso de él.

No le grites ni te enfades si en algún momento si no te obedece o no parece responder a la orden. Si asocia la obediencia al premio, será más fácil que obedezca. Sin embargo, si ve que te enfadas, es posible que no sepa por dónde ir y el animalito no obedezca por temor a que le regañes.

Recuerda que siempre las cosas se consiguen con amor, constancia y perseverancia.