Cómo enseñar a tu gato a dormir en su cama

Los gatos son mucho más independientes que los perros, pero a la hora de dormir no se despegan de nosotros. Quieren estar con nosotros en el sofá de día y en la cama de noche. Quizá porque pesan menos y son más flexibles, no molestan tanto como podría pasar con un can más pesado, sin embargo, es posible que prefiramos que duerma en su cama.

¿Se puede educara un gato para que duerma en su camastro? Siempre hemos tenido la idea de que los felinos son más pasotas y que es mucho más difícil enseñarles una orden. Pues sí, es cierto, pero que sea más difícil no significa que sea imposible.

En este artículo te vamos a dar unos consejos de cómo hacerlo.

¿Por qué los gatos no duermen en la cama?

adoptar-a-un-gato-anciano

Los gatos son animales que duermen unas 15 horas al día aproximadamente, por lo que cambiar el lugar donde dormir es algo normal. Si alguna vez has estado enfermo y has tenido que estar muchas horas o incluso días en la cama, seguro que ya parecía una piedra y te dolía todo el cuerpo.

¿Hubieras cambiado de sitio si pudieras haber encontrado uno tan cómodo como la cama? ¡Seguro que sí! Pues algo parecido sucede con los gatos. Aunque no están enfermos, dormir es parte importante de su vida y pasarlo siempre en el mismo lugar es pesado, aburrido y hasta molesto.

En ocasiones puede que no le guste su cama, pero que no duerma en ella no quiere significar eso ni mucho menos. Los gatos buscan un espacio que les ofrezca calidez, confort y seguridad. Los sitios que les ofrecen esto son sobre todo los elevados, ya que por su instinto felino se sienten seguros de los depredadores.

Si lo que el gato busca es dormir en tu colchón, puede ser por varias razones:

  • Se siente seguro y busca tu protección
  • Te ve como parte de su manada, por lo que dormir cerca de ti es algo normal para él
  • Prefiere un lugar alto, como tu cama
  • Busca tu calor temporal
  • Te echa de menos. Esto sucederá sobre todo si pasas mucho tiempo fuera de casa

Si no te molesta que tu gato duerma contigo, adelante, pero si prefieres que al menos de noche se vaya a su lugar de reposo, sigue los consejos que te brindamos a continuación.

Cómo hacer que tu gato duerma en su cama

Son varios los pasos a seguir. Veamos:

Elige una cama adecuada

Ya hemos dicho antes que uno de los motivos por los que puede que el gato no duerma en su zona de relax es porque no le guste. Escoger una adecuada es primordial para cumplir con nuestro objetivo en este caso. ¿Qué debemos tener en cuenta?

  • El tamaño. El animal debe caber enroscado y también tumbado, sentirse cómodo. Debe sentirse protegido en ella.
  • La limpieza. Escoge una cama fácil de limpiar. Si acumula pelos, bacteria u olores puede que el animal se sienta incómodo.
  • El material. Algunas camas están hechas de plástico y esto no es agradable al tacto. Otras quizá son demasiado frías para el invierno o muy calientes para el verano. Lo mejor, lleva a tu gato a comprar la cama contigo y deja que la pruebe. Seguro que te dejará ver en cuál se siente cómodo.
  • La forma. Hay de todo tipo en el mercado, pero si conoces a tu mascota no te será difícil escoger cuál. Por ejemplo, si sabes que le gusta esconderse entre cojines, una llena de cojines será la ideal. También sería bueno que escogieras una forma que pudieras poner un poco en alto, esto hará que sea más fácil para el animal irse a su lugar.

Más consejos

acariciar a un gato

Si solo con escoger una buena cama no sirve, sigue estos consejos:

  • Pon la cama en un lugar fijo
  • Si le gustan las alturas, coge una con soporte o que puedas subir sobre algún lugar
  • Cánsalo de día mientras está despierto para que cuando llegue la hora de dormir se vaya a su cama y no se mueva
  • Cierra la puerta de tu habitación de noche
  • Déjale en su cama una prenda con tu olor
  • Deja golosinas en su cama, así relacionará dormir en su cama con algo positivo
  • Elógialo cuando vaya solo a su cama

Si haces todo esto, tranquilo, con un poco de paciencia y perseverancia podrás conseguir que tu gato duerma en el lugar que elijas para él.