Elimina las garrapatas en gatos

Se ha hablado mucho sobre cómo eliminar garrapatas en perros. Pero estas también afectan a otras mascotas, los gatos por ejemplo. ¿Se pueden usar las mismas técnicas en este caso? ¿Cómo eliminar las garrapatas en gatos? Te lo contamos.

A pesar de que no muchos piensan que las garrapatas pueden atacar a los gatos, esto sucede. Descubrir si tu felino tiene alguna es tan sencillo como hacer una revisión manual. Es importante hacer esto y tomar las medidas necesarias pues las garrapatas, además de alimentarse con la sangre de tu minino, también puede ocasionarle enfermedades serias.

¿Cómo eliminar las garrapatas de los gatos?

Estos son los pasos a seguir para eliminar las garrapatas:

dar-carino-a-un-gato

Detectar la garrapata

Las garrapatas no son pequeñas, por lo que podrás detectarlas a simple vista. Para ello, solo debes recorrer su cuerpo con las manos y cuando haya una, la notarás como un burrito en la piel, ya que estas se agarran fuertemente con las patas a la piel de su víctima. Sus zonas favoritas son las orejas, el cuello, la cabeza y las patas.

Mantén la calma

Es normal y posible que te pongas nervioso si encuentras una garrapata en tu gato. Pero tranquilo, no se va a ir y no tiene por qué causar una enfermedad en tu mascota. Memoriza bien dónde las has encontrado y mantén la calma para buscar lo necesario para eliminarla.

Cepilla al gato

A veces se puede dar el caso de que haya garrapatas que no estén adheridas a la piel del gato y se queden sueltas por el pelo. La mejor forma de eliminarlas es cepillando al animal. Si intentamos hacerlo con la mano, es posible que corran hacia la piel del felino y entonces se adhieran.

Quítala con unas pinzas

Busca unas pinzas, quizá como las que usan las mujeres para depilar sus cejas. Ármate de paciencia y no quieras hacerlo rápido, pues esto podría hacer que la garrapata se partiera y quedara una parte incrustada en el animal. Por ello, con paciencia, debes buscar la zona más baja del parásito, lo más cerca de su cabeza, y por ende, de la piel.

Una vez hecho esto, tiraremos despacio pero sin pausa hayas que haya salido por completo. Asegúrate de que no han quedado restos dentro del animal. Después de ello, con agua oxigenada y un poco de yodo (nunca uses alcohol), limpia la herida de tu mascota.

Acude al veterinario

Si no te atreves o no estás muy seguro de hacerlo bien, ve al veterinario para que él lo haga. Incluso podrías pedirle que te enseñe a hacerlo. Esto también podría ser necesario en caso de que no estés seguro de que la garrapata haya salido por completo, pues dejar una parte en su interior podría causar infecciones.

¿Se pueden prevenir las garrapatas en gatos?

un-bano-seguro-al-gato

La respuesta es sí. Como en el caso de los perros, hay remedios que evitarán que las garrapatas se peguen a nuestros felinos.

Lo cierto es que los productos que se aplican al exterior de la mascota en su mayoría son tóxicos y podrían causar daños en la piel e incluso intoxicar a tu animal.

No obstante, en el mercado podrás encontrar distintas pastillas y jarabes para tal fin, champús, collares antiparasitarios o jabones.

Recuerda que compres el producto que compres, este siempre debe ser específico para gatos, ya que los de perro no funcionan para ellos. Lo mejor es que consultes con tu veterinario qué método es mejor en el caso de tu felino.

Recuerda que la mejor prevención para las garrapatas es examinar a tu mascota y cepillarla a diario. Si de antemano le pones un collar anti garrapatas, no tendrás problemas con estas.