El Jack Russell Terrier: un perro muy inteligente

Dentro del universo canino, el Jack Rusell Terrier está considerado uno de los perros más inteligentes. Se destaca por su vivacidad y su capacidad para desarrollar habilidades. Entusiasta y tenaz, es un animal apto para el trabajo. Es activo, ágil y tiene una gran velocidad y resistencia. Y, aunque es un excepcional cazador, actualmente a este pequeñín se lo prefiere como un fiel animal de compañía.

La raza tuvo su origen en el Reino Unido, a principios del siglo XIX, cuando el reverendo John Russell desarrolló un estilo de Fox Terriers que contribuyera con el trabajo de sus perros de caza. Así llegamos a este can de baja estatura, uno de los más enérgicos e hiperactivos que existen hoy en día.

Conviviendo con un Jack Russell Terrier

jack rusell terrier

Si has elegido un Jack Russell Terrier como mascota, no debes olvidar nunca que fue un perro criado para perseguir zorros y sacarlos de sus madrigueras. Entonces:

  • Es un animal que disfruta del aire libre y de los espacios abiertos, al que tendrás que sacar a correr a diario. Si bien puede acomodarse a vivir en un departamento, no es la mejor opción para un can de sus características. Lo ideal sería que contaras con una casa con jardín, patio o terraza donde tu Jack Russell Terrier pueda gastar su gran energía.
  • Posee impulsos territoriales y cazadores muy fuertes y que afloran con mucha rapidez, por lo que pueden mostrarse agresivos con otros animales. Por si acaso, no lo dejes solo con otras mascotas, sobre todo si son aves o roedores.
  • Deberás educarlo con mucho empeño si no quieres que se convierta en el amo de tu casa. Ante el menor resquicio que le des, lo intentará. Por eso tienes que aclararle desde un primer momento que el jefe del clan eres tú, para que todo marche sobre rieles. Recuerda que, por su inteligencia y carácter independiente, puede que te cueste más de lo que habías previsto su entrenamiento, ya que se distraerá con facilidad y enseguida encontrará otros temas por los que interesarse.

El Jack Russell Terrier está considerado como un excelente perro de terapia. También es un gran compañero de juegos para los niños, aunque debes tener en cuenta que puede llegar a morderlos si se siente maltratado. Por lo tanto, no es la mascota ideal si tienes criaturas muy pequeñas.

Características físicas del Jack Russell Terrier

mascota casa

Es un perro más largo que alto y de cuerpo flexible. De espalda recta, lomo fuerte y pecho más profundo que ancho.

Otras de sus características físicas son:

  • Altura: de 27 a 35 centímetros a la cruz.
  • Peso: 1 kilogramo por cada 5 centímetros de altura.
  • Color: totalmente blanco o con manchas leonadas, limón o negras en la cabeza o en la raíz del rabo.
  • Pelaje: áspero y tupido, más escaso en la zona del vientre.
  • Cabeza: de cráneo plano y ancho medio. Se estrecha de forma gradual hacia los ojos.
  • Trufa: negra.
  • Ojos: almendrados, de color oscuro y bien hundidos en las órbitas. Con expresión vivaz.
  • Orejas: pequeñas, en forma de “v” y con caída hacia adelante.
  • Mandíbulas: poderosas, con articulación perfecta, regular y completa en tijera.
  • Cuello: musculoso y de buen largo. Se ensancha progresivamente.
  • Patas: musculosas y fuertes.

Son perros sanos y que no padecen grandes trastornos de origen genético. Pueden llegar a sufrir luxación rotuliana, así como del cristalino o cataratas. Seguramente vivirá entre doce y catorce años si lo cuidas bien. Esto incluye proporcionarle alimento de calidad, mantenerlo libre de parásitos, llevarlo periódicamente al veterinario y, sobre todo, darle mucho amor.

De este modo, si eres una persona activa y con tiempo para dedicarle a las mascotas, el Jack Russell Terrier será tu compañero ideal. Incluso pueden anotarse en pruebas de Agility y traerse algún trofeo a casa.

Recuerda que si no puedes prestarle debida atención, seguramente desarrollará comportamientos destructivos: escarbará en tu jardín buscando inexistentes madrigueras, ladrará en exceso y romperá distintos objetos de la casa.

Por eso, debes asegurarle no solo tu compañía, sino el ejercicio físico y mental necesario. Así podrás disfrutar plenamente de una mascota que te brindará todo su afecto y te sorprenderá día a día con su inteligencia.