El increíble olfato de los perros

Existen muchas maneras en que las personas pueden llegar a ser similares a los animales. Sin embargo, la capacidad de olfato de los perros es superior que la de los humanos. Los caninos pueden oler hasta 100 mil veces mejor. Mientras que el cerebro de un perro es solo una décima parte del tamaño de un cerebro humano, el área que controla el olor es 40 veces más grande que en las personas.

El ser human tiene un promedio de 5 millones de receptores olfativos, mientras que estos animales, dependiendo de la raza, tiene entre 125 y 250 mil millones de glándulas odoríferas. Por ejemplo, los perros de raza Bloodhound tienen 300 millones receptores de olor.

Los cachorros tienen sensores de calor en la nariz  que les permite encontrar a su madre durante el tiempo en que sus ojos y sus oídos están cerrados.

Los canes también pueden oler cosas a grandes distancias. Y su olfato puede encontrar objetos que se encuentran enterrados a varios metros de profundidad.

A lo largo de la historia de la humanidad, las personas han aprovechado este increíble sentido del olfato de los perros, ya sea para cazar o pastorear. Sin embargo, muchos caninos también  han sido entrenados para detectar olores bastantes inusuales, como pueden ser las heces de ballenas. A diferencia de los humanos, un perro pueden mover sus fosas nasales de forma independiente, lo que les permite saber en qué dirección viene el olor que están detectando.

Los perros  desde los barcos,  rastrean el tesoro maloliente desde una distancia de más de 1, 6 kilómetros. Cuando han detectado los residuos de ballena, señalan la ubicación reclinado la cabeza hacia la izquierda o derecha o haciendo los mismos movimientos con alguna de sus orejas.

Un olfato muy agudo

perro rebusca basura

A través del olfato, los perros, también pueden detectar ciertas enfermedades, como el cáncer de pulmón o de mama. Para lograrlo solo deben oler el aliento de las personas. Pero su agudeza olfativa no se agota allí. Si huelen la orina de la gente, también pueden identificar el cáncer de próstata o de vejiga.

Los canes también pueden identificar ciertas bacterias. En 1970 un grupo de perros detectaron una bacteria que estaba ocasionando la muerte de millones de abejas. Es por eso que, desde ese momento, los apicultores entrenan a este tipo de animales para encontrar colmenas enfermas, evitando la infección en enjambres saludables.

Por otro lado, los perros también pueden oler feromonas, la orina, la materia fecal, la piel y el pelo de las personas. A partir de esto, un perro puede decir mucho acerca de un humano, incluyendo si son hombres o mujeres, lo que comían, tocaron, si están listos para aparearse, si han dado a luz recientemente o ha tenido un falso embarazo, y hasta cuál es el estado de ánimo en que se encuentran. Incluso, como mencionamos, pueden oler algunas enfermedades como puede ser el cáncer.

¿Qué cosas pueden oler los perros?

lenguetazo perro 3

Los perros también pueden oler policarbonato, un complemento clave en la fabricación de DVD. Es por eso que a estos animales se los utiliza para identificar DVDs falsos y combatir la piratería.

Como dijimos, un can obviamente también puede oler a los humanos. Es por eso que siempre se utiliza perros en las búsqueda de personas, sobre todo cuando han ocurrido siniestros como sismos o tsunamis.

Por otro lado,  hay que destacar que en los conflictos armados, los caninos han jugado un rol muy importante. Durante la guerra de Vietnam, los estadounidenses utilizaron perros entrenados para detectar túneles, armas, trampas y claro, también a los soldados enemigos.

Para sorpresa de muchos, recientemente se ha visto cómo algunos perros entrenados pueden alertar a sus dueños diabéticos cuando su azúcar en la sangre se eleva a niveles peligrosos. Algunos de ellos pueden incluso hasta buscar un kit de insulina.

Finalmente, los servicios de control de plagas, también han recurrido al poderoso olfato de los perros, sobre todo para encontrar chinches y otro tipo de insectos.  Pero no es todo. Los canes también pueden oler cuando las vacas están ovulando.  Sí, sin duda, la naturaleza es muy sabia. Muchos agricultores recurren a este eficaz servicio que les brindan los caninos, para detectar cuándo es el mejor momento para cruzar a sus vacas.