Cómo educar correctamente a un Chihuahua

“Pequeño pero matón” es un dicho español que va totalmente acorde con la raza de la que vamos a hablar hoy. Los chihuahua, a pesar de ser pequeñitos, son revoltosos y destructores cuando son cachorros, como cualquier otro perro. Pero bien educados son un amor y dan ganas de comérselos.

A veces, su pequeño tamaño nos puede hacer pensar en él como un bebé y ser más transigentes con cosas que hace que en el caso de un perro más grande no se lo permitiríamos. Por eso, es importante que aprendas cómo educar a tu chihuahua encontrando el equilibrio necesario.

5 pasos para educar a tu chihuahua

Autor: Angie Tarantino

Autor: Angie Tarantino

Los chihuahua son perros agresivos si no se les educa correctamente, por eso te vamos a dar unos consejos que esperamos que te sean útiles.

  • Enséñalo a socializar. Seguro que en alguna ocasión has visto algún chihuahua no muy bien educado y lo has notado por sus gruñidos y ladridos tanto a otros perros como a otras personas. De ahí la importancia de que si tienes un chihuahua lo ayudes a socializar desde bien pequeñito. Ayúdalo a que se acostumbre a estar con otras personas y otros perros que no formen parte de la familia y harás de tu chihuahua un perro amable y lindo.
  • Marca las normas. Habla con los demás miembros de la familia y decidid juntos qué es lo que tu chihuahua puede hacer y qué no, qué queréis enseñarle y qué no y actuad en consecuencia con eso todos. Es importante que ningún miembro se salte ni una de esas normas por mínima que parezca, ya que el carácter del chihuahua lo puede llevar a rebelarse.
  • Dale su lugar en la casa. Por su pequeño tamaño y su poder de adaptación, el chihuahua es un perro ideal para vivir dentro de la casa. Pero para eso deberás decirle dónde dormir, dónde comer, dónde hacer sus necesidades y ponerle una cama y unos comederos diferentes a los de otro perro que haya en la casa, si lo hay.
  • Corrige malas conductas. Si tu chihuahua tiene una mala conducta y se salta las normas, no le regañes, solo dile con voz firme y grave un “no”. Castígalo con una sanción como retirarle un juguete o iros del parque aunque no sea la hora establecida. Los chihuahua son muy inteligentes y sabrán relacionar al mal acto que cometieron con el castigo impuesto, consiguiendo que no lo hagan más.
  • No lo trates como un bebé. Su pequeño tamaño puede ser engañoso y podemos ver a nuestro chihuahua como un eterno cachorro. Nada más lejos de la realidad. Cuando son adultos, son como cualquier otro perro y por tanto, hay que tratarlo como tal.

También vamos a hablarte de cuidados que tu chihuahua necesita, ya que su pequeño tamaño lo hace especial y por tanto, necesita cuidados especiales.

Cuidados para tu chihuahua

chihuahua

La comida

Aunque los chihuahua no necesitan mucha comida, pues son pequeños, esta debe ser de buena calidad. Esto es esencial debido a la delicadeza de su pequeño estómago. Estamos de acuerdo en que será más cara que una estándar, pero a la larga te lo ahorrarás en visitas al veterinario.

Visita al veterinario

Llévalo cada año a hacerse revisiones aunque no tenga ningún síntoma de enfermedad. Son perros fáciles de enfermar y una revisión anual te ahorrará muchos dolores de cabeza.

Paseos

Aunque te puede parecer que correr por la casa es suficiente para ellos, no es así. Como cualquier otro perro, el chihuahua necesita pasear. Eso sí, ten en cuenta que no haga mucho calor, ya que les cuesta respirar por el pequeño tamaño de su boca y no hagas los paseos excesivamente largos. Dale uno paseo al menos una vez al día.

El chihuahua puede requerir más cuidados que otro tipo de perros, pero son una elección perfecta si quieres un perro un tanto independiente y pequeño que puedas tener en tu apartamento.

Imágenes cortesía de Stuart Richards y Angie Tarantino.