Descubre el origen del vínculo entre perros y humanos

¿Alguna vez te has preguntado por qué escogimos los perros como mascotas en vez de escoger otra especie? No es porque no haya otras especies domesticables, pues sí que las hay, pero la verdad es que existe un vínculo especial entre humanos y perros que muchos creen que no tiene explicación. Pues bien, sí que la tiene y en Mis Animales te la vamos a contar.

Solo quienes tienen un perro entiende del tipo del vínculo del que hablamos. Veamos la explicación que nos dan los científicos. Pero hablemos antes de cómo surgió nuestro amor por estos bellos animales.

La domesticación de los perros

perros en un pueblo

Los perros no siempre han sido los mejores amigos del ser humano ya que como te contamos en otras ocasiones, estos descienden de los lobos, los cuales son animales salvajes.

No obstante, parece que unos cazadores de Europa fueron los primeros en domesticarlos y usarlos como compañía además que como compañeros de trabajo.

Aunque siempre se había creído que esta unión surgió en Asia, los últimos estudios realizados en los que se compararon fósiles de varios continentes apuntan a que la mayoría de los fósiles encontrados se aproximan a una especie de lobos europeos.

Según fuentes cercanas a este estudios, esta relación de perros y humanos pudo empezar como un trueque. Los cazadores permitían que los “lobos” comieran parte de lo que cazaban y a cambio los lobos se quedaban cerca de la casa y espanataban a otro depredadores.

Con el tiempo, esto llegó a ser más una relación basada en el cariño que en el aspecto laboral. Veamos por qué surgió este vínculo especial.

Descubrimientos sobre el vínculo especial entre perros y humanos

En la Universidad Azabu de Sagamihara (Japón) realizaron un estudio para saber qué crea ese vínculo especial entre perros y humanos. Basándose en que este vínculo debía provenir de la llamada hormona del amor, la Oxitocina, decidieron poner bajo observación a unos 30 perros y los mantuvieron en un lugar cerrado con sus dueños.

¿Cuál fue el objetivo de esto? Saber si los niveles de Oxitocina eran infleunciados por las muestras de cariño, miradas o cualquier otra interactuación de los dueños con sus mascotas.

El experimento consistió en tener a ls perros y sus dueños juntos en una habitación durante 30 minutos. Dejaron que se miraran, acariciaran, jugaran, hablaran (los dueños, no los perros).

Antes de dejarlos “a solas” hicieron análisis de orina tanto a perros como a personas y midieron los niveles de Oxitocina. Luego, después de 30 minutos juntos compartiendo un poco de todo, volvieron a hacer el mismo análisis. ¿Cuáles fueron los resultados?

En los segundos análisis se descubrió que los niveles de Oxitocina habían aumentado considerablemente y que los dueños que más contacto visual mantenían con sus mascotas, parecían tenerles más amor. De esta forma quedó claro que la Oxitocina es la “culpable” del vínculo especial entre perros y humanos pero que los niveles de esta dependen del contacto visual.

Esta hormona es la que segregan los perros cuando tienen cachorros, en conductas sexuales o cuando sienten que pertenecen a una manada.

Está claro que segregar Oxitocina refuerza el vínculo humano-canino. Pero, ¿tiene algún otro beneficio especialmente en nosotros, los humanos?

Beneficios de la Oxitocina

perro-mujer-tumbados

Esta hormona conocida como la hormona del amor nos hace tener sentimintos positivos de cariño, amor y otros que nos alegran la vida.

Esto produce en nosotros un estado de felicidad que no acaba mientras la hormona se siga segregando.

¿Cómo somos cuando estamos felices? Somos positivos, amables con los demás, sonreímos más (¿sabes que sonreír alarga la vida?) y nuestro estado de ánimo general y de salud mejora enormemente.

Por tanto, mirar e interactuar con nuestro perro puede ayudarnos a mejorar nuestro carácter y también nuestra salud. Dedica tiempo a hacerlo, ¡no te arrepentirás!