5 cuidados para perros de raza pequeña

Cuando decidimos que una mascota forme parte de nuestras vidas, sabemos que debemos hacernos cargo de su cuidado y bienestar en distintos aspectos. Pero, como ya habrás podido advertir, no todos los animales requieren de las mismas atenciones. Hoy te contamos sobre las necesidades específicas de los perros de raza pequeña.

1-Mayor cuidado ante temperaturas extremas para perros de raza pequeña

perro en verano

Bien en sabido que el pelaje del can actúa como un regulador térmico tanto en casos de frío como de calor. Pero  los perros de raza pequeña, si su manto no es denso, corren el riesgo de perder temperatura rápidamente, debido precisamente a su escaso tamaño y a que su capa de grasa también suele ser menor.

Ten bien presente que las hipotermias suelen ser frecuentes en animalitos que pesan menos de dos kilos.

Por tales motivos, es fundamental que mantengas abrigado a tu peludo con ropa adecuada, sobre todo cuando salgas a la calle. Pero no solo debes protegerlo de las bajas marcas térmicas. Ten en cuenta factores como el viento, la lluvia y la humedad pueden hacerle sentir aún más frío que el que marque el termómetro.

No todos los animales requieren de los mismos cuidados. Hoy te contamos sobre las necesidades específicas de los perros de raza pequeña.

2-Alimentación

El metabolismo de un can pequeño funciona a un ritmo mayor. Esto sucede en parte porque como ya mencionamos, debe hacer un mayor esfuerzo para mantener su temperatura corporal. Es por eso que necesita comer con mayor frecuencia y consumir un número más elevado de calorías.

En el mercado de productos para mascotas existen piensos elaborados específicamente para perros de razas pequeñas, que además de considerar sus necesidades nutricionales, tienen en cuenta el tamaño de su boca. Las croquetas de menor tamaño, entonces, facilitan su ingestión y cuidan su salud bucal.

Consulta al veterinario sobre las mejores opciones sobre el balanceado para tu peludo. Y si decides darle comida casera, asegúrate de que le estás proporcionando una dieta adecuada sin lugar a ninguna duda.

3-Dentadura

Algunas razas de perros pequeños pueden llegar a sufrir un deterioro mayor en sus piezas dentales, que suele comenzar a manifestarse a partir de los 3 años de vida. Entre los signos que deben llamar tu atención sobre esta cuestión, se destacan:

  • Mal aliento.
  • Sangrado de encías.
  • Rechazo a que examinen su boca, a causa del dolor o la molestia que están sintiendo.

El cepillado habitual de sus dientes, entonces, es una herramienta fundamental para cuidar la salud de la boca de tu can. Una vez más, acude a un profesional para que te explique cómo debes hacer y qué productos utilizar para llevar a cabo correctamente esta tarea. Pero también al cepillado debes agregarle revisiones periódicas y limpiezas a cargo del veterinario.

Además, darle el alimento adecuado para su tamaño, e incluso barritas dentales como premio, contribuirá a mantener limpia su dentadura y a la eliminación del sarro. Por otra parte, algunos juguetes, por su diseño específico, ayudan a quitar la placa bacteriana.

4-Uñas

Si bien el corte de uñas forma parte de los cuidados habituales de todo can, es un tema al que deberás prestar mayor atención. Los perros de raza pequeña necesitan que sus uñitas sean cortadas con más frecuencia, ya que tienen menos posibilidades de desgastarlas naturalmente que sus congéneres de mayor tamaño.

El motivo principal es que pasan gran parte del tiempo dentro de la casa, donde no encuentran demasiadas opciones para desgastar sus uñas, como si lo podrían hacer si se ejercitaran más asiduamente al aire libre. Además, su escaso peso tampoco ayuda a que se vayan limando.

Para evitar que el largo de las uñas dificulten los movimientos de tu peludín, deberás cortárselas a menudo. Si tienes dudas de cómo hacerlo correctamente o temes lastimarlo, pídele al veterinario que te eche una mano con este tema.

5-Corazón

urgencias veterinarias

Las válvulas del corazón pueden ocasionarle problemas a alrededor del 60 por ciento de los perros de raza pequeña, haciendo que este órgano se debilite y no bombee la suficiente sangre.

Estos inconvenientes comienzan a manifestarse con más frecuencia a partir de que los animalitos cumplen una década de vida.

Estar atento a señales como jadeo excesivo y realizarle controles periódicos puede ayudar a prevenir estas enfermedades del corazón de tu mascota.