Cuidados para los perros mayores

Los perros requieren cuidados especiales de acuerdo a la edad que tengan, por lo tanto el cuidado de un cachorro variará mucho del cuidado de un perro adulto, y entre animales adultos los cuidados específicos de los jóvenes a los perros mayores también cambian. Así que presta atención a los siguientes consejos sobre cuidados para perros mayores:

Lo primero que debes saber es que la vejez de los perros varía de acuerdo a su tamaño, así que presta atención, porque de esto dependerá el momento en que debes empezar a tener atenciones especiales orientadas a mejorar su calidad de vida y prolongar su expectativa de vida.

Perros pequeños: Hasta los 10 kilos, se consideran mayores o viejos a partir de los ocho años y pueden alcanzar entre los 13 y los 16 años de longevidad.

Perros medianos: Pesan entre los 11 y los 25 kilos y tienen un promedio de vida aproximado de 13 años, se consideran viejos desde los 7 años.

Perros Grandes: Los perros que pesan entre los 26 y los 40 kilos tienen una expectativa de vida de 10 años, se consideran viejos desde los 6 años.

Perros gigantes: Los perros gigantes son aquellos que pesan más de 41 kilos. Tienen un promedio de vida aproximado de 9 años, iniciando la vejez a los 5 años.

La raza de los perros también tiene influencia en las enfermedades que puedan desarrollar en la vejez debido a la predisposición genética que tenga el animal. También los cuidados durante el crecimiento del can, las visitas al veterinario o si ha sido rescatado de la calle afectarán significativamente la vejez del perro.

Cambio en sus rutinas

perros mayores 3

En la medida en que los perros envejecen se va reduciendo su energía y su actividad física. Por este motivo los perros necesitarán realizar menos actividad, sin que esto signifique eliminarlo por completo, el ejercicio sigue siendo importante para evitar atrofias en las articulaciones, huesos, sistema cardiovascular y musculatura. Puedes reducir la duración de los paseos o aplicar ejercicios menos intensos.

También debes proporcionarle espacios amoldados para su descanso, pues pasarán más tiempo acostados. Las mantas o colchones son muy buenos para evitar que le salgan úlceras o callosidades. También se disminuyen sentidos como el oído o el olfato, por lo que en ocasiones podrán desorientarse y los dueños piensan que desobedecen órdenes. Es importante que cuando salgan a la calle estén siempre bajo nuestra supervisión y por ningún motivo soltar la correa.

Sobre su alimentación

Las necesidades calóricas son menores en perros viejos, por lo tanto deberás optar por una dieta baja en calorías y rica en vitaminas para evitar la obesidad. También debes buscar alimento blando para que sea fácil de masticar, los perros mayores tienen los dientes desgastados o pierden algunos, por lo que es importante sumisnistrarles alimentos que no sean difíciles de consumir para ellos y harán que no quieran comer.

Deberás vigilar además problemas como males cardíacos o insuficiencias renales, pues estos están directamente relacionados con lo que tu perro come y  se acentúan con el paso de los años. Para esto se recomienda hacer una reducción en la sal que consuma el perro.

Higiene

perros mayores 2

 

La higiene en los perros mayores se vuelve fundamental, pues tienden a desarrollar problemas en la piel y la dentadura. Sin embargo debe tenerse en cuenta que el sistema inmunológico del perro disminuye, por lo que deberás bañarlo en días soleados y secarlo de inmediato para evitar que desarrolle males respiratorios.

También pueden sufrir de incontinencia, por lo que deberás limpiar muy bien el lugar donde duerme para que no vaya a desarrollar problemas en la piel. La otitits es otro problema que puede desarrollar por la acumulación excesiva de cera. Deberás hacerle profilaxis una vez al año para evitar la acumulación de sarro y la pérdida de dientes por esta causa.

Visitar al veterinario

Los perros, como los humanos, tienden a desarrollar problemas de salud en la medida en que envejecen por el desgaste en los músculos, huesos y órganos. El cuerpo de nuestro perro deja de funcionar de manera óptima, por lo que se recomienda llevarlo al veterinario cada seis meses para hacerle exámenes. Debes estar atento a la aparición de síntomas extraños, además de otros problemas como el estrés, la ansiedad o la depresión.

En general con los cuidados adecuados puedes prolongar mucho la vida de tu mascota sin que esto vaya en detrimento de su calidad de vida.