8 cosas que debes preguntarle a un etólogo

Las mascotas son cada vez más cuidadas, y por tanto para cuidar de su salud hay más especialistas para ellos. Por ejemplo, hace unas décadas, un veterinario era suficiente. Hoy hay veterinarios, cirujanos y hasta psicólogos para mascotas. Y últimamente estamos escuchando hablar mucho de una profesión, el etólogo.

Para saber qué podemos preguntar a un etólogo, antes debemos saber qué es y en qué consiste esta profesión.

Qué es un etólogo

miedo al veterinario

Como sucede en nuestro caso y hemos comentado al principio, para las mascotas hay veterinarios, que podría asemejarse a un médico general, y hay especialistas para según el tipo de afección por la que esté pasando nuestra mascota.

El etólogo es el que estudia, examina y diagnostica problemas de comportamiento en las mascotas. Hay otros muchos que han hecho un curso por una cantidad de dinero en un día, y dan “consejos” de qué hacer y cómo hacerlo.

No obstante, un etólogo es un profesional que va a tu casa, mira el ambiente en el que el animal vive, su historial médico y hasta hace entrevistas con los dueños. De ese modo puede hacer un diagnóstico del comportamiento del animal para saber si es causado por el entorno o algo más o menos grave.

Una vez que llega a un diagnóstico, se prescribe un tratamiento que puede constar de varias partes, como farmacológico o quirúrgico, sin olvidar el de modificación de conducta. Esta última no hay que confudirla con adiestramiento, ya que esto se basa en enseñar al animal a obedecer, mientras que la modificación de conducta se realiza para erradicar un mal comportamiento o enseñarle otros que le ayuden a superar algún problema que el animal tenga.

Qué preguntar a un etólogo

Saber qué quiere nuestro perro, cómo y cuándo lo quiere es un misterio para todos debido a que nuestra mascota no puede hablar. Podemos suponer qué pasa por su cabecita, pero nunca podremos estar cien por cien seguros de que estamos en lo cierto.

Debido a los problemas de comportamiento de algunos perros, surgen dudas entre sus dueños. Por ello, veamos qué cosas preguntar a un etólogo y cuáles serían sus respuestas.

¿Qué no debo hacer si mi perro es agresivo?

Como hemos dicho antes, pedir consejo por teléfono a aquellos que se llaman profesionales de la materia, no es la solución. Un etólogo profesional no contestará tus dudas por teléfono, ya que debe desplazarse al domicilio y examinar el entorno en el que vive el animal. Aun así, esta es una parte de lo que no debes hacer:

  • No lo provoques
  • No esperes que se arregle solo
  • Imponte y muéstrale que eres el líder de la manada
  • No lo golpees ni lo castigues
  • Intenta no reforzar su agresividad
  • No olvides que un perro agresivo es un riesgo

¿Que sí debo hacer si es agresivo?

Esto es lo que un etólogo te diría:

  • Mantente seguro
  • Evita situaciones agresivas
  • Enséñale a que se gane las cosas, especialmente con su buen comportamiento
  • Crea una rutina de actividades
  • Refuerzo positivo

¿Que hago si mi perro es agresivo con mi hijo?

Todo lo anterior puede servirte, aunque es necesario conocer las situaciones en las que el animal se pone agresivo con el chico. Dependiendo de estas se seguirán unas u otras pautas.

¿Por qué me mira fijamente?

el 80% de las personas con mascotas no saben como cuidarlas

Es posible que hayas notado que esto sucede después de haber hecho cambios de hogar o cambios bruscos como un divorcio o la ida de los hijos. Aunque sean buenos, pueden afectar a nuestra mascota.

No es capaz de asimilarlos por sí solo y busca con la mirada el apoyo de sus dueños.

¿Cómo lo controlo cuando vienen visitas a casa?

Esta es una de las mayores preocupaciones de los dueños de mascotas. No obstante, es uno de los casos más fáciles de controlar. Por ejemplo, según un etólogo especialista, desviando su atención. Esto puede ser jugando con él mientras otra persona abre la puerta.

Estas son algunas de las preguntas más comunes que hacer a un etólogo. Y recuerda que un etólogo es un especialista que tiene una carrera y pasa consulta como cualquier otro médico. Optar por opciones más baratas a veces puede empeorar las cosas.