Cosas que puedes hacer para calmar a tu cachorro ladrador

A nadie le gusta que su perro sea ladrador y ladre y ladre sin parar, y mucho menos a nuestro vecinos. Tener un can que ladre cuando no hay motivo aparente puede resultar un engorro y meternos en problemas. Por ello es necesario educar a nuestro peludo para que no moleste cuando no hay razón para ello.

Antes de intentar calmar a tu perro debes descubrir el motivo de sus ladridos. En este artículo te ayudaremos a ambas cosas, descubrir el porqué y calmarlo.

Cómo calmar a un perro ladrador

Uno de los motivos por los que un perro ladra es porque quiere algo. No logra llamar tu atención de otra manera y lo hace ladrando. ¿Qué hacer para acabar con este comportamiento?

No cedas

cachorro, un nuevo amigo

Como en el caso de un niño con rabieta, no ceder a los deseos. Si dejas de dar a tu perro lo que te reclama, pronto dejará de llamar tu atención de esta manera. Esto tomará unos días, ya que si has estado durante tiempo accediendo a sus deseos, no será fácil hacerle entender que ahora no lo harás.

Por otro lado, debes aprender a distinguir entre ladridos verdaderos para pedirte ir al baño o los que son para atraer tu atención. Por supuesto, bajo ningún concepto debes ceder a los deseos de tu perro, sin importar cuántas veces ladre por ellos.

Ignora los ladridos

Piensa que la forma que los perros tienen de comunicarse son los ladridos. Pero eso no es excusa para que lo hagan cuando gusten y deseen. Ignorar a un can ladrador es la mejor opción para acabar con sus ladridos.

Incluso si lo regañas, el animal creerá que estás haciéndole caso e intensificará sus ladridos. No le regañes, no le grites ni tampoco lo acaricies intentando calmarlo. Lo mejor es hacer como si no estuviera. Dicen que no hay mejor defensa que un buen ataque.

Recompensa su buen comportamiento

El refuerzo positivo siempre es el mejor sistema para educar a un perro, por lo que dar una recompensa cuando tu peludo deje de ladrar o se quede en silencio, ayudará al animal a relacionar el silencio con algo positivo, una golosina o cualquier cosa que decidas darle.

Comportamiento de reemplazo

La mejor forma de evitar un comportamiento indeseado es enseñar un comportamiento de reemplazo. Eso quiere decir que tu perro podrá tener una alternativa cuando esté más ladrador de lo habitual.

Por ello, en lugar de hacer caso a tu perro cuando ladra, pídele que traiga su juguete favorito y juega con él. En unos segundos se le habrá olvidado por qué ladraba.

También puedes evitar situaciones por las que tu perro ladre, por ejemplo si lo hace porque el juguete se le mete debajo del sofá, pon algo que impida que pase.

Calma la ansiedad por separación

cachorro pastor aleman

Si no escuchas que tu perro ladre pero tus vecinos se quejan, es posible que el motivo por el que tu can ladra sea la ansiedad por separación. Para que deje de hacerlo, deberás calmar esa sensación en tu mascota. ¿Cómo?

El mejor modo de hacerlo es que relacione algo horrible para él, en este caso, quedarse solo en casa, con algo que le guste como las golosinas. Antes de irte, déjale un rompecabezas que esconda algunas golosinas. Así aprenderá que cada vez que te vas, tiene una de sus cosas preferidas al alcance. El peligro es que quiera que te vayas más a menudo.

Ten paciencia

Esta es la clave para desarraigar cualquier mal comportamiento o tipo de conducta que no deseemos en nuestro perro. No le grites, no le regañes, háblale con amor y cariño y sé paciente. De este modo conseguirás tus objetivos y se reforzará el vínculo con tu animal.