Consejos para que tu gato no dañe tus muebles

Los gatos son un amor, pero en ocasiones suelen desarrollar actitudes que pueden llegar a enloquecernos. Te damos algunos consejos para que tu gato no dañe tus muebles y se olvide de ese horrible hábito.

Sin embargo no creas que tu gato lo hace para molestarte, en esto juegan situaciones más profundas que una simple fijación felina, y parte de la corrección del problema es entender por qué se presenta.

Un asunto de instinto

En un entorno natural, y esto es fácil de observar en los gatos asalvajados (que viven en zonas semi silvestres y pasan mucho tiempo en exteriores), los gatos arañan los troncos de los árboles y el suelo. Esto lo hacen predominantemente en zonas donde se sienten más vulnerables o han detectado la presencia de un invasor.

Antes de atacar el problema de la destrucción para que tu gato no dañe tus muebles debes entender que tu felino es posiblemente uno de los animales domésticos más territoriales que existen, y hacer estas marcas es una manera de dejar señales a otros de que ese territorio les pertenece.

Lo anterior se debe a que, cuando hacen esto, dejan su olor, así como las señales físicas, además de que el sonido que se produce al realizar esta acción también puede tener una función de comunicación.

Esto le da a entender a otros gatos que han entrado en su territorio su tamaño, género y el ciclo de celo en el que se encuentra. Esto es especialmente importante en las gatas, que son las que salen a buscar a los machos en sus territorios.

perro y gato sofa

Los gatos también usan las superficies para afilar sus garras, pues esto les ayuda a retirar las capas exteriores desgastadas y renovarlas cuando la nueva se encuentra lista.

Superficies que prefieren rasgar

Varía mucho de acuerdo a las experiencias táctiles que haya tenido el gato. Por ejemplo, una abrumadora mayoría parece preferir las áreas rugosas, en especial cuando son elementos recientemente incorporados al hogar, pues el felino se sentirá tentado a renovar su territorio.

Alternativamente, algunos gatos prefieren rayar las superficies planas, como las alfombras, así que para esta clase de mininos lo ideal es conseguir un rascador horizontal.

En el mercado encontrarás una ámplia gama de juguetes y accesorios que te pueden ayudar con este problema, incluyendo algunas estructuras que le permiten trepar y refugiarse, preferiblemente aquellas que le proporcionan diferentes niveles y texturas.

Qué puedes hacer para que un gato no dañe el mueble

Puedes mejorar el sentido de propiedad de tu mascota en el hogar frotando suavemente alrededor de su cara con un paño húmedo, pues esto te ayudará a recoger sus propios aromas, para luego aplicarlos a la zona donde desees que realice el rascado.

Nunca castigues a su gato por arañar los muebles. Si lo encuentras en el acto lo ideal es distraerlo con un juguete, o emitiendo un ruido fuerte, como un aplauso. Lo ideal es conseguir algo que se mueva, como un juguete amarrado a una cuerda que distraiga su atención y le den ganas de perseguir.

rascador adecuado gatos

En cuanto a tu sofá, recorta los bordes irregulares y limpia con un paño húmedo para eliminar el olor que tu gato ha dejado atrás. Esto te ayudará a que él comprenda que no le pertenece y lentamente irá desestimando el rascado de estas zonas.

Algo que se aconseja es recubrir el sofá con algún protector, pero esto sólo protegerá la zona y no transformará el problema de fondo y no evitará que tu gato no dañe el mueble.

Si tu gato se rasca tus muebles, es necesario proporcionar una alternativa de marcado para rascarse al interior de tu casa. Busca algo robusto, como un poste recubierto de tela o un poste rascador lo suficientemente alto como para permitir que el felino se estire parado en sus patas traseras.

En caso de que el rascado continúe de manera compulsiva lo mejor es buscar apoyo, pues puede estar estresado o aburrido. Así que distraele para el gato no dañe los muebles y trata de darle una vida feliz para evitar problemas extra con los felinos.