Este conmovedor vídeo te hará pensar antes de regalar una mascota

Dentro de muy pocos días será Navidad y muchos padres optan por regalar una mascota a sus hijos. Sin embargo, este acto de amor puede ser una mala decisión. A veces los niños piensan que se trata de un juguete al que pueden dejar a un lado cuando se aburren de ellos. Por eso se ha lanzado un vídeo que te hace reflexionar antes de que el presente navideño sea un perro o un gato.

No son un juguete, así que piénsatelo antes de regalar una mascota

adoptar cachorros

Ese es el slogan elegido por la Fundación Affinity para crear conciencia en las personas sobre la tenencia responsable de las mascotas y, sobre todo, evitar el abandono de los animales. Entre los principales pedidos de Navidad muchos niños quieren tener un perrito o un gatito.

Si bien adoptar una mascota (sobre todo si se trata de un animal callejero) es una excelente decisión, el problema reside en el hecho de que “regalarles” para las fiestas o cumpleaños los hace parecer un juguete. ¿Y qué sucede con los juguetes? Se descartan cuando nos aburren o se vuelven una carga.

Muchas personas se olvidan de las obligaciones que conlleva una mascota en casa. Pero como “No son un juguete”, requieren comida, cuidados, abrigo, medicinas… Al igual que un ser humano, un perro o un gato tienen emociones, necesidades y deseos.

Regalar mascotas merece pensar antes

“Las mascotas son mucho más que juguetes: son amigos que nos cuidan, compañeros que nos hacen reír y confidentes que siempre están a nuestro lado. Tratemos a los perros y gatos como se merecen, con amor y respeto”. Esas son las palabras señaladas en el portal de la Fundación Affinity, de origen español y que ha lanzado un vídeo donde se recrean los problemas y situaciones típicas a las que se deben enfrentar las personas que no cumplen con una tenencia responsable.

Isabel Buil, directora de la Fundación, afirmó en una entrevista al periódico La Vanguardia: “queríamos contar una historia donde la gente se conectara, fuese emotiva y llevase a la reflexión, sobre todo a aquellos que están pensando en regalar un perro o un gato para Navidad. Convivir con una mascota es una decisión muy importante y conlleva muchas responsabilidades”.

Los que deseen adoptar un animal deben pensarlo muy bien, evaluar si cuentan con los medios necesarios para mantenerlo y tener en cuenta que es un compromiso diario por al menos 10 años. No es bueno vincular una mascota con una época de regalos como son las fiestas. Mejor dar otro tipo de presente en diciembre, dejar el impulso de lado y analizarlo bien unos meses más adelante.

Os dejamos el vídeo para que puedan verlo y reflexionar al respecto en este enlace:

Y recuerda que un perro o un gato dan mucho más que un juguete. No los trates, uses o abandones como si lo fueran. ¡Por unas fiestas más responsables!

Regalar una mascota: qué tener en cuenta

regalos-de-navidad-para-gatos

Si después de ver el vídeo te has puesto a pensar si realmente es una buena decisión regalar una mascota esta Navidad, entonces te ayudamos a analizar varios aspectos:

  1. Objetivo: ¿Para qué tener un animal de compañía? Si tu hijo está muy solo, si quieres afecto incondicional, si buscas un ser que te ayude a practicar deportes o te enseñe ciertos valores por más de una década, entonces puedes adoptar uno.
  2. Cuidados: ¿Puedo cumplir con sus necesidades básicas de alimentación, salud y refugio? Se trata de un compromiso constante que no podemos olvidar ni un sólo día. Las mascotas dependen de nosotros y somos los dueños los que aseguramos su bienestar.
  3. Dedicación: ¿Cuánto tiempo podré estar a su lado? Si trabajamos todo el día fuera de casa no es buena idea tener una mascota, ya que ellos sufren mucho la soledad. Los perros necesitan salir a caminar a diario y cuando son cachorros jugar al menos una hora al día.
  4. Responsabilidad: ¿Podrás hacerte cargo de la mascota por varios años? Muchas veces no nos damos cuenta de que adoptar un animal es un gran compromiso que no termina a las pocas semanas. Una mascota puede vivir hasta más de quince años. ¿Aceptas esta enorme responsabilidad?