Cómo preparar un plato de dieta cruda para nuestros perros

La dieta cruda en perros muchas veces causa controversia. Pero… ¿En qué consiste esta forma de alimentación?

Pues bien, la dieta cruda hace hincapié en un tipo de alimentación que se basa en ingerir carne cruda, huesos, frutas y verduras. Por ejemplo, los perros de raza galgo o los de trineo suelen alimentarse de esa forma.

La dieta cruda también puede conocerse bajo el nombre de BARF (acrónimo de Biologically Appropriate Raw Food), que en español significa alimentarse con los huesos y alimentos crudos o biológicamente apropiados.

A continuación compartimos más datos sobre este tipo de alimentación.

¿En qué consiste la dieta cruda en perros?

perro come manzana

Los mentores de este tipo de alimentación sugieren que los perros adultos prosperan si se basan en una dieta evolutiva similar a la de los caninos llevaban antes de que fueran domesticados. Es decir, que coman huesos crudos y restos vegetales.

Para los promotores de la dieta cruda, los alimentos comerciales son perjudiciales para la salud de un perro.

Los que están a favor de la dieta cruda sostienen que para la mayoría de los animales es más beneficiosa que los alimentos procesados.

Sin embargo, muchos veterinarios convencionales no están de acuerdo, con la BARF ya que opinan que puede ser riesgosa para la salud.

Beneficios de la dieta cruda

Los beneficios de este tipo de dieta incluyen:

  • Pelaje brillante.
  • Una piel más sana.
  • Dientes más limpios.
  • Mayores niveles de energía.
  • Heces más pequeñas.

Los riesgos potenciales incluyen:

  • Amenazas a la salud humana y a la del perro debido a las bacterias en la carne.
  • Una dieta desequilibrada que pueda dañar la salud de los perros si se administra durante un período prolongado.
  • Posibilidad de que al animal se asfixie al ingerir huesos enteros o que se pueda romper los dientes o sufrir una punción interna.

¿Cómo preparar una dieta cruda?

Una dieta de alimentos crudos para perros normalmente consiste en ingerir:

  • Carne, sobre todo la que se encuentra en el hueso.
  • Vísceras, como hígado y riñones.
  • Huevos crudos.
  • Verduras como brócoli, espinaca y apio.
  • Manzanas u otras frutas.
  • Algunos productos lácteos como el yogur.

Un programa de alimentación con este tipo de dieta podría desarrollarse de la siguiente manera:

  • Yogur en la mañana
  • Molida de cerdo, pavo o carne mezclada con un poco de arroz en la noche.

El costo de una dieta de alimentos para perros varía según los ingredientes utilizados y cómo se prepara.

Si estás alimentando a tu perro de la caza silvestre,  ¡cuidado con los perdigones de plomo!

Se recomienda que, antes de alimentar a tu mascota, congeles 24 horas la carne. De esa manera, se eliminan los parásitos. Si conoces su origen, la congelación no es siempre necesaria.

Voces en contra

perro come despacio

Algunas especialistas encabezaron una evaluación de las dietas de alimentos para perros. Advirtieron de que muchos propietarios están eligiendo las dietas crudas basándose en mitos y en una propaganda de miedo acerca de comida para mascotas.

Para los dueños de mascotas que quieren evitar los alimentos comerciales, los veterinarios aconsejan una dieta casera diseñada por un nutricionista.

La evaluación analizó cinco dietas crudas, tres caseras y dos disponibles comercialmente. Según el informe, todos tenían deficiencias nutricionales o excesos que podrían causar graves problemas de salud cuando se les da a largo plazo.

Por ejemplo, las dietas crudas caseras pueden carecer de suficiente calcio y fósforo, que pueden derivar en fracturas óseas y problemas dentales. Dependiendo de la calidad de la dieta, el calcio o fósforo también puede ser difícil de digerir adecuadamente, incluso si está presente en cantidades adecuadas.

Los estudios en alimentos crudos para mascota también han demostrado la presencia de contaminación bacteriana.

El estudio también incluyó muestras de cuatro alimentos para perros enlatados y secos. Se encontró E. Coli en todos los alimentos cocinados y procesados ​​comercialmente.

Recomendaciones si se sigue una dieta cruda

Se recomienda que los perros con pancreatitis u otros problemas digestivos comiencen con una dieta casera cocinada. Los canes con cáncer, con tratamiento de quimioterapia, o animales con otras enfermedades inmunosupresoras no deben comer alimentos crudos.

Los cachorros tampoco son buenos candidatos para hacer una dieta cruda.

Es muy importante tener en cuenta que si un animal no recibe la proporción de calcio y fósforo adecuada puede tener deformidades óseas y problemas de crecimiento.

Imagen cortesía de Demo.