Cómo evitar que tu gato suba a la cama

A pesar de que existen muchos dueños que toleran la presencia de su mascota en sitios como muebles o mesas, hay otros que por situaciones de salud (alergias), por comodidad o porque simplemente no les gusta, prefieren prevenirlo. Así que te damos algunas recomendaciones para evitar que tu gato se suba a la cama.

Los gatos suelen ser muy testarudos y son ampliamente reconocidos porque hacen su voluntad. Sin embargo, es un mito que los gatos no puedan educarse, es solo que las personas no saben que a los gatos se les trabaja mejor con miel que con hiel.

¿Cómo conseguir que tu gato suba a la cama?

Los gatos no identifican cuando lo estás recompensando por algo o cuando lo estás castigando, así que reprenderlo, espantarlo o golpearlo, solo hará que te tenga desconfianza. Lo mejor que funciona con ellos es la paciencia y el refuerzo.

En teoría la cuestión es sencilla, lo que debes hacer es que tu gato logre entender que tu cama no es un espacio óptimo para dormir. Sin embargo, esto no será para nada simple, empezando porque la actividad favorita de los gatos, y a la que le dedican más tiempo, es precisamente a dormir y tu cama es un lugar cálido, cómodo y acolchado. Además está impregnado de tu olor, por lo tanto será atractivo para el gato porque querrá dejar claro su dominio a través de las feromonas que tiene diseminadas por todo el cuerpo.

gato durmiendo

Para lograr que tu gato deje de adueñarse de tu cama sin que te tome desconfianza en el camino, la mejor estrategia que puedes usar es que, cuando veas que se va a subir o ya está durmiendo en ella, tómalo suavemente, levántalo y llévalo a un lugar donde pueda dormir, por ejemplo su propia camita.

Otra forma de hacer que abandone tu cama es emitir alguna clase de ruido que, si bien no lo asusten (recuerda lo que dijimos anteriormente), no le agraden, durante el tiempo que el gato permanezca en la cama (Agitar una lata con monedas es una buena opción). Algo muy importante que debes recordar con este método es que tu gato no debe darse cuenta que eres tú quien hace el sonido, pues no cambiará de conducta, simplemente se subirá a la cama cuando no estés.

Este adoctrinamiento te tomará un buen tiempo, por eso apelamos a tu paciencia y buen juicio. Básicamente lo que se busca lograr con estas estrategias es que tu gato no logre encontrar un espacio para poder descansar tranquilamente en tu cama, pues al moverlo lo despertarás y entre más constante seas con esto, más rápido lo aprenderá.

El felino pronto asimilará tu cama con un lugar donde no podrá descansar plácidamente y disminuirá la frecuencia en la que busque dormir en ella hasta que, finalmente, cese por completo.

Se niega a usar su cama

cama gato

En muchas ocasiones los gatos utilizan nuestros muebles porque no les gusta usar sus propias camas. Este fenómeno es muy común y puede deberse a diferentes factores. Para corregir el problema, lo primero que debes hacer es determinar la fuente del mismo.

A los gatos les gusta dormir en lugar frescos en los momentos calurosos y cálidos cuando hace frío, así que la ubicación de su cama será un factor importante frente a la frecuencia con la que tu gato la use. Puedes moverla de acuerdo a la temporada, en general les gustan los rincones, los lugares oscuros sin humedad, lejos del sol y de corrientes de viento.

Igualmente buscan las superficies acolchadas. Si su cama es demasiado dura o áspera, no la usará. Si a pesar de que la cama de tu gato es cómoda y está bien ubicada no la usa, puede tratarse de tus feromonas. Déjale una prenda tuya en su camita, verás como empieza a darle mayor uso. Si ves que prefiere algún rincón donde no te moleste que se ubique, mueve la camita a ese lugar.

Una manera de incentivarlo a que continúe utilizando su propia cama y no la tuya es darle snacks, pero recuerda que no debes dejarlos ahí si no los consume, podrían ser un foco de bacterias. Igualmente puedes premiarlo cuando lo veas haciendo uso de ella.