Cómo estimular la inteligencia de tu perro

Hay diferentes juegos con los que podemos estimular la inteligencia de tu perro, siempre ejercitando su mente.

Una necesidad, potenciar la inteligencia de tu perro

Si el espacio vital de tu mascota es un apartamento o lugar muy reducido y se convierte en una especie de perro de terraza, puede no ser feliz.

Si está encerrado por más de ocho horas, con una zona exterior única de un patio o un balcón con vista al exterior, tu mascota tiene carencias importantes.

Todo esto puede derivar en problemas de hiperactividad y de rebeldía, entre otras cosas. Se debe a que los espacios para juego, diversión y exploración son escasos.

Tu perro necesita una interacción con otros canes más allá de encuentros esporádicos en un parque, y casi siempre atado con una correa y un collar.

El juego para potenciar la inteligencia de tu perro

juegos para perros

Utilizando diferentes juegos vamos a conseguir que nuestro amigo ejercite su mente y se divierta. Con estos ejercicios lograremos además que nuestro perro, ya sea adulto o cachorro, aumente su capacidad para resolver problemas.

La primera cuestión a tener en cuenta a la hora de jugar con tu perro, hayas elegido el tipo de juego que sea, es que tú tienes el mando y decides cuándo empezar a jugar, cuándo terminar y cómo hacerlo.

Estimular la inteligencia de tu perro es además una excelente forma de evitar el aburrimiento y algunas conductas no deseadas. Evitas el ladrar en exceso, los destrozos en casa, etc.

Lo mismo que nos sucede a las personas, muchos canes necesitan tener la mente ocupada. Por ello, los paseos y las relaciones sociales con otros animales y personas son esenciales para evitar el aburrimiento del can. Así se previenen problemas de conducta más o menos graves, derivados de los celos, la ansiedad, etc.

Algunos juegos interesantes para mejorar la inteligencia de tu perro

  • Un juego muy interesante es el escondite. Untar un objeto cualquiera con la comida que más le gusta a nuestro amigo y esconderlo en un lugar del parque o de casa. Puede ser una actividad muy entretenida y buena para él.
  • La motivación del perro para iniciar diferentes acciones es otro juego divertido que puede servir para el estímulo de la mente. Una señal para el cambio de actividad, precedida de una orden, será el momento de cambiar la acción.
  • La diferenciación de olores también servirá para que el can ejercite su mente y para potenciar la inteligencia de tu perro.
  • Sabemos de su desarrollado sentido del olfato. Es un juego divertido y estimulante desarrollar esa capacidad. Además, pueden mostrarse al animal nuevos olores, intensos las primeras veces.Hay muchos productos en el mercado con los que comenzar, como es el caso de ambientadores comerciales, frutas, etc.

Juguetes y comida

  • Los puzles, desarrollados para perros, permiten esconder golosinas caninas en sus piezas. Los cachorros deben buscarlos, mover tapas, levantar compartimentos con sus hocicos y cambiar las posiciones de los fragmentos con ayuda de sus patas.
  • Los dispensadores de comida también potencian la inteligencia de tu perro. Por ejemplo, hay pelotas que liberan bolas de pienso. Además, estos dispensadores favorecen que tu mascota aprenda también a disfrutar de los juegos en solitario

Mejorar la inteligencia de tu perro desde cachorro

 

Fuente: Facebook de CleverPet

Fuente: Facebook de CleverPet

La socialización del perro tiene que venir ya desde cachorro, para que conozca distintos ambientes y situaciones, como es el caso de la ciudad y el campo.

También debe conocer diferentes tipos de personas: niños, gente mayor; conocer otros perros, otros animales; escuchar diferentes ruidos, olfatear cosas nuevas, etc.

Desde el principio, desde que puede andar de una forma independiente, hay que pasearlo con frecuencia y por distintos lugares.

Es necesario permitir que desarrolle su conducta exploratoria, y procurar que se integre en un entorno de estímulos visuales, auditivos y olorosos.

Los cachorros dan la sensación de querer dormir durante todo el día. Siestas, sueños nocturnos, descansar y volver a dormir, etc.

El tiempo de sueño y reposo del cachorro puede ocupar hasta 18-20 horas del día.

Cuando el cachorro despierta, es la hora de jugar, explorar el mundo, hacer amigos y de realizar ejercicios mentales saludables, que estimulen al pequeño perro y desarrollen su inteligencia.

Los pequeños canes aprenderán pautas de comportamiento útiles mientras que ejercitan su inteligencia y su capacidad de aprendizaje.