Cómo cuidar a un perro de raza grande

Si no pudiste resistirte a los encantos de un hermoso cachorrito y te lo llevaste de inmediato a tu casa, sin tener en cuenta el tamaño que podría llegar a alcanzar cuando se convierta en adulto… O si el grandulón que viste en el refugio te cautivó y lo adoptaste sin tomarte un minuto de reflexión al respecto… esta entrada es para ti. Te contamos cómo debes cuidar a un perro de raza grande.

Temas que debes considerar si quieres tener un perro de raza grande

Siempre es aconsejable que a la hora de incorporar a un peludo a nuestro hogar tengamos en cuenta una serie de variables. Porque como sabes, los canes no son objetos de los que puedes deshacerte si las cosas no funcionan como es debido, o como pensabas que debían funcionar. Entonces, responsabilidad es la palabra que debe primar.

Así que si quieres compartir tus días con un perro de raza grande, debes tener en cuenta que:

perro y familia

  • Tendrás una mascota que, cuando alcance su tamaño definitivo, superarará, como mínino, los 20 kilogramos de peso.
  • Los gastos serán mayores porque estos peludos comen más, los accesorios son también más caros, el presupuesto del veterinario se incrementará, etc.
  • Necesitarás contar con espacio en tu casa para que tanto el animal como sus habitantes humanos puedan tener cierta comodidad.
  • Al tener un mayor tamaño, es posible que los movimientos del can, en algunos casos, sean más torpes y causen mayores destrozos.
  • Si lo tienes desde cachorro, no debes descuidar su socialización ni educación en reglas básicas de comportamiento. De lo contrario, cuando crezca te será mucho más difícil poder entrenarlo. Y aunque tu peludo sea un buenazo, su contextura puede llegar a intimidar a otros.

Si quieres tener un perro de raza grande, te contamos cómo debes encarar su cuidado

Alimentación de los canes de tamaño grande

En relación a la alimentación de un perro de raza grande, no solo debes tener en cuenta el factor económico. Así que consulta al veterinario sobre cómo has de alimentar correctamente a tu grandote en cada etapa de su vida.

Ten en cuenta que un cachorro de estas características multiplicará rápidamente su peso en sus primeros meses de vida. Entonces, es importante que en su dieta haya suficientes proteínas y calcio, pero que las calorías no sean excesivas. Y es que si el peludín tiene sobrepeso, los problemas óseos y articulares no tardarán en aparecer.

Recuerda que los canes grandes crecen más lentamente que los de raza pequeña. Pero también viven menos que los chiquitines. Su promedio de vida es de unos 10 años.

Necesidad de paseos y ejercicios en los peludones

Los perros de raza grande suelen ser animales con mucha energía. Muchos de ellos tienen antecedentes como canes de trabajo (pastoreo, rescate, rastreo, asistencia, etc.)

Así que ten presente que deberás invertir suficiente tiempo en paseos y ejercicios. Y de paso aprovecha para ejercitarte tú también. O puedes considerar la opción de inscribirlo en algún lugar donde aprenda a practicar algún deporte perruno.

Es importante también que cuentes con una gran batería de juguetes para tu peludón. Así evitarás que -si en algún momento se aburre- destroce ropa, calzado, muebles o tu jardín.

Responsabilidades a la hora de incorporar un perro a nuestras vidas

perros-con-ansiedad-por-separacion

En toda caso, sin importar el tamaño de tu perro, la idea es que lo mimes y lo cuides mucho. Que te hagas responsable de él y que si las cosas no resultan tan idílicas como imaginaste en un principio, te armes de paciencia para enseñarle cómo quieres que se comporte.

Y es que el abandono no debería ser una palabra a tener en cuenta cuando hablamos de mascotas. Entonces, una vez más, a la hora de considerar tener un amigo de cuatro patas, reflexiona si estás dispuesto a invertir el tiempo y el dinero que llevarán su cuidado.

Y si quieres un perro de raza grande, recuerda que los gastos y la cantidad de horas que deberás utilizar en paseos, ejercicios e higiene, lógicamente se incrementarán.

Pero también piensa que, si ya estás dispuesto a asumir las responsabilidades de tener una mascota, el amor y la compañía que te brindará el animalito serán incondicionales. Seguramente no te arrepentirás.