Cereales para perros: ¿por qué no se los puedo dar?

La dieta adecuada para nuestros amigos peludos es fuente de discusión y lleva en muchos casos a posiciones extremas.

Una de esas discusiones pasa por si es bueno o malo incluir cereales para perros en la dieta cotidiana de las mascotas.

En contra de los cereales para perros

Quienes se oponen a la utilización de cereales para perros, argumentan que no es su alimentación natural. Como son seres carnívoros, su dieta debe ser rica en proteína animal.  Además, no requiere de hidratos de carbonos porque la energía la obtienen de la grasa.

Señalan que la incorporación de estos alimentos en la dieta de los perros se dio de forma masiva con el desarrollo de piensos para mascotas. Y esto, que resultó ser un buen negocio para algunos, es algo nocivo para los canes.

También pregonan que la dieta adecuada para nuestros compañeros de cuatro patas debe ajustarse lo más posible a lo que era su alimentación natural, antes de que el hombre los domesticara, dado que su organismo no está preparado para digerir cereales.

Consecuencias negativas del consumo de cereales

perro labrador comida

Según explican estos especialistas, los canes carecen de las enzimas necesarias para romper las cadenas de hidratos de carbono complejo (los almidones).

Esto genera, por ejemplo, un sobreesfuerzo del páncreas. Se propicia así la aparición de ciertas enfermedades que, antes de que los alimentos balanceados fueran la base de la alimentación de muchas mascotas, no se diagnosticaban de forma tan masiva como en la actualidad. Entre ellas:

Antes del pienso

Lo cierto es que, con anterioridad a que surgiera la industria de alimentos para animales domésticos, estos amigos peludos se alimentaban como podían o como querían sus dueños.

Por lo general, lo hacían con las sobras del almuerzo y la cena, incluyeran o no cereales y otros elementos no del todo adecuados para su correcta nutrición.

Por no mencionar a los animales abandonados, que tanto ayer como hoy sobreviven con lo que suelen conseguir en los residuos.

 Evolución y adaptación

También es cierto que todo evoluciona. Un estudio de la revista Nature confirma, en contra de la opinión de muchos, que actualmente los perros tienen tolerancia al almidón.

Según esta investigación, los canes se habrían adaptado a las dietas ricas en este hidrato de carbono complejo debido a una mutación genética que le permite asimilarlo.

La conclusión es que, el abandono de una alimentación estrictamente carnívora, pudo haber sido la clave de esta mutación.

Pero, si bien la  inclusión de cereales en la alimentación de los canes no sería perjudicial, de acuerdo con los resultados de esta investigación, que el perro haya podido adaptarse a la digestión de almidones no significa que estos deban ser su principal fuente de energía.

Una dieta natural y rica en proteínas animales

es la mejor opción para tu perro

Una alimentación equilibrada

Autor: Fernando Dall'Acqua

Autor: Fernando Dall’Acqua

En coincidencia con este estudio, algunos especialistas en nutrición animal –si bien reconocen que el perro no necesita cereales en su dieta– señalan que, de todas formas, pueden consumirlos a pesar de que no sea la mejor opción para una alimentación adecuada.

Darle a tu peludo un buen plato de arroz con pollo o de carne con pasta no es algo malo, salvo que el animal tenga intolerancia al gluten. Simplemente no es lo óptimo, ya que tu perro sigue siendo un carnívoro.

En resumidas cuentas, según estos nutricionistas animales, si le das a tu peludo una dieta rica en proteínas, puedes incluir en ella una porción menor de cereales.

Dieta sana y natural para tu perro

En lo que todas las posiciones parecen coincidir es en que la mejor opción para tu perro es una alimentación  casera -cruda o cocida-, que tenga como fuente principal la proteína animal y una menor proporción de vegetales.

Y, si eliges alimentarlo con pienso, compra idealmente aquellos que indiquen expresamente que no utilizan cereales para perros y que utilicen la menor cantidad de conservantes posible.

Si tienes dudas de cómo alimentar correctamente a tu peludo, no dudes en consultar a veterinarios y especialistas en nutrición animal. No te quedes solo con una opinión y procura sacar tus propias conclusiones.

Imagen cortesía de Natalia Lobato.