Caries en los gatos, ¿sabes cómo diagnosticar el estado bucal de tu gato?

Las caries en los gatos, tal como las solemos sufrir las personas, son una patología poco frecuente. Lo que sí suelen padecer a menudo los mininos es la denominada lesión reabsortiva odontoclástica.

Se trata de un deterioro de la estructura del diente, en apariencia similar al que presentamos los humanos, pero con distinto mecanismo. Por eso se la conoce también con el nombre de falsa caries.

Caries en gatos: una dolencia poco común

Si bien las caries en los gatos aparecen rara vez, debido a que su dieta no es rica en azúcares, los veterinarios especializados en odontología han observado un incremento de casos en los últimos tiempos.

La causa hay que buscarla en la mala costumbre de obsequiar con dulces a las mascotas.

Fuera de este dato específico, otros motivos que pueden provocar caries en los mininos son una mala nutrición y una deficiente higiene bucal. Recuerda que esta patología se debe a la presencia de ácidos producidos por las bacterias de la placa que se deposita en las superficies dentales, que provoca la destrucción o necrosis de los tejidos.

Los molares de los mininos son los más afectados por esta dolencia. El tratamiento que hay que aplicar ante la aparición de caries es similar al que realiza nuestro odontólogo, dependiendo del tamaño de las mismas y de las partes del diente que hayan afectado.

Información sobre la lesión reabsortiva odontoclástica felina

dientes gato

La falsa caries en los gatos se produce cuando unas células -llamadas odontoclastos- se activan, por causas aún desconocidas, y empiezan a destruir los tejidos duros dentales. Este problema comienza, generalmente, en la zona cervical de la pieza dental y se extiende de forma progresiva a la raíz y a la corona.

Esta enfermedad puede alcanzar al 50 por ciento de los mininos y es más habitual en animales mayores.

Los dientes más afectados suelen ser son los terceros premolares inferiores, los molares inferiores y el cuarto premolar superior.

Signos de las falsas caries felinas

Entre las señales que pueden indicar que tu gatito está padeciendo esta dolencia, se encuentran:

  • Dolor (el animal se toca la boca con las patas de forma constante)
  • Inflamación de las encías
  • Salivación excesiva
  • Anorexia
  • Pérdida de dientes
  • Dificultad o imposibilidad de tragar
  • Apatía
  • Halitosis
  • Estornudos constantes
  • Movimientos frecuentes de la lengua
  • Dientes de coloración amarillenta
  • Adelgazamiento
  • Letargia
  • Sangrado bucal

Diagnóstico y tratamiento de la lesión reabsortiva odontoclástica

Si bien el diagnóstico de esta lesión puede hacerse con la simple observación de la boca de los gatos, a veces no resulta fácil detectarla. Es que como suelen aparecer en la zona del cuello de las piezas dentales, pueden estar tapadas por la encía, el sarro o la placa bacteriana.

Por tal motivo, un diagnóstico certero debe darse a través de radiografías.

Aunque es factible utilizar algún tratamiento restaurador de las piezas dentales, lo más probable es que no detenga el avance de la enfermedad, por lo que se recomienda  la extracción de los dientes afectados.

Posibles causas de las falsas caries

Los especialistas han elaborado diversas hipótesis sobre los motivos de esta patología en los felinos, pero ninguna ha podido ser probada hasta el momento. Entre ellas de destacan:

  • Una reacción inmunomediada originada por un cuadro inflamatorio.
  • Estrés mecánico agudo o crónico a causa de fracturas traumáticas.
  • Una dieta débil en calcio o con exceso de vitamina D.
  • Enfermedades virales como la leucemia y la inmunodeficiencia felina (FIV), el calicivirus (CVF) y el herpesvirus (FHV-1).
  • Ácidos generados como consecuencia de la fermentación bacteriana asociada con la enfermedad periodontal.
  • La regurgitación ácida de bolas de pelo.

gato boca abierta

Gatos con dientes cuidados

Como las lesiones reabsortivas odontoclásticas son de naturaleza progresiva, hay mayores posibilidades de tenerlas bajo control si se las diagnostica de manera precoz. Así se evitará la destrucción del tejido dental y la aparición de manifestaciones asociadas severas, como es el caso de la anorexia por dolor oral.

Además, si tu gatito ha padecido falsas caries es importante que mantengas controles periódicos de su dentadura con un especialista, ya que los animales que fueron afectados por esta dolencia pueden volver a repetirla en algún momento de su vida.

Así que no dejes de consultar al veterinario ante cualquier duda y, además, pídele que te aconseje sobre la mejor forma de mantener su boca debidamente higienizada.