El San Bernardo: Cuidador innato

Todos recordamos la película Beethoven. No hablamos de una biografía del gran genio musical sino de aquel gran perro peludo blanco con machas que llevaba un barrilito al cuello. Si no conocíamos esta raza, pronto nos empezamos a preguntar qué tipo de canino era. Pues bien, es el San Bernardo, un animal maravilloso.

Hoy en día, varios años después de aquella película, los San Bernardo son más conocidos, especialmente por su uso en las labores de rescate. Hoy vamos a conocer más sobre este regio animal.

Características: ¿Cómo es el San Bernardo?

El San Bernardo es conocido por su gran tamaño y su pelo abundante, así como por ese característico y pequeño barril que siempre lleva colgado al cuello. Pero veamos otras cosas interesantes de él.

san bernardo

Origen

Este perro desciende de un mastín original que los romanos introdujeron en Los Alpes. Pronto, los monjes los adoptaron para ayudar a las personas desaparecidas en la montaña por las dificultades del tiempo. Se dice que esta raza tiene aproximadamente unos dos mil años.

Aspecto

El San Bernardo es un perro alto, grueso y con los huesos muy fuertes, pero con una mirada tierna y compasiva de color marrón. Tiene un cuello grueso, una espalda ancha y la cola larga.

Sus piernas son rectas y fornidas y sus pies muy grandes. Con respecto a su pelo, hay dos tipos de San Bernardo: uno el que tiene el pelo liso y el otro el que tiene el pelo largo y recio.

Los colores en los que se puede encontrar siempre combinados con blanco son: marrón rojizo, anaranjado y atigrado.

Especiales cuidados

Debido a su fortaleza, este no es un perro que necesite demasiados cuidados especiales, pero sí hay que tomar en cuenta algunos detalles. Debido a su tamaño necesita una buena cantidad de ejercicio diario.

Además, por ser tan grande, necesitará espacio para moverse y para que pueda estar a gusto. También babea mucho, por lo que debes tener la fregona siempre a mano.

Se le debe cepillar a diario y mantener una higiene continua en la que habrá que prestar especial atención a los ojos y la boca.

No olvides que un perro de este tamaño y características necesitará mucho alimento, así que el coste de mantenerlo también será elevado. No obstante, si puedes asumirlo, el San Bernardo será una genial opción, especialmente si tienes niños en casa. Te contamos por qué en el siguiente punto.

Comportamiento y carácter

Dicen que las apariencias engañan, pero esto no es cierto en el caso del San Bernardo. Su carácter es tal como su apariencia demuestra.

Es uno de los perros más nobles que se conocen, es amigable, cariñoso, adora a los niños y tiene una cualidad innata en su personalidad: es protector.

Ama a los de su familia y estaría dispuesto a salvarlos de cualquier situación aún cuando esté arriesgando su propia vida con ello.

san bernardo 2

Con los niños, se convertirá en su compañero de juegos, en su amigo, en su vigilante, en su protector y en aquel que le dará “un abrazo” cuando lo necesite. A pesar de que su gran tamaño puede intimidar si tienes niños en casa, no te preocupes, el San Bernardo es un cachorro grande, muy grande, pero un cachorro.

Es un perro ideal para tener en cualquier tipo de casa, incluso en una pequeña, pues aunque su tamaño es enorme, su carácter es tranquilo y nada destructor, a diferencia de otros perros.

Puede presentar algunos rasgos agresivos si ve allanado su territorio, pero nunca los mostrará a los de su casa, siempre a otros perros o personas del exterior que considere peligrosas, lo que lo hace un magnífico defensor.

Si eliges un San Bernardo, el cariño, la lealtad y amistad están aseguradas, y quizá sea como Beethoven y te dé muchos momentos de diversión. Pero sobre todo, os hará sentir protegidos, tanto a ti como a los más pequeños de la casa.