5 consejos para ayudar a tu perro a superar los miedos

Un trueno, un perro más grande, un trauma del pasado… son muchas las razones por las cuales nuestra mascota puede asustarse. Por ello en este artículo te daremos algunos consejos para ayudarle a superar los miedos.

Superar los miedos en los perros

Los canes pueden sufrir miedo por diferentes motivos, aunque en la mayoría de los casos los detonantes son similares. Por ello podemos actuar de igual manera para ayudarles a superar ese sentimiento:

1. No lo abraces o acaricies en demasía

los perros odian los abrazos

Este es un error muy habitual de los dueños al querer proteger al perro y desear que el miedo disminuya. Sin embargo, cuando esté atravesando una crisis, es preciso actuar igual que en cualquier otro momento. De esta forma el animal no lo tomará como una situación de peligro sino como algo normal.

Esto es vital por ejemplo en los días de fiesta y sus petardos o cuando llueve mucho y hay truenos. Tratemos de no estar muy encima del animal, así no incitamos a darle importancia al miedo. La mejor reacción es ignorarle pero siempre echándole un vistazo para ver su reacción.

2. Demuestra tranquilidad para superar los miedos del perro

El peludo es una copia fiel de lo que a ti te sucede. Si estás calmado, él también lo estará, pero si los nervios o el temor te inundan, entonces es más probable que esté nervioso y atemorizado. Por lo tanto, ante una situación de intranquilidad, lo que menos debes hacer es mostrarte asustado. Transmite una sensación de calma a tu perro y sobre todo de confianza y seguridad. Así sabrá que no pasa nada malo para superar los miedos caninos.

3. Haz que se entretenga

Si por ejemplo está lloviendo a mares y sabes que tu mascota es asustadiza, ¿qué tal si aprovechas para jugar un poco con ella, lanzarle una pelota o tirarte con ella en el piso? También puede ser una buena idea darle de comer para que sólo esté enfocado en el plato y no en lo que sucede.

Recuerda que la comida es un aliciente que no dura mucho, así que ten siempre un plan b preparado. ¡Puedes lanzarle una galleta cortada en trozos, así rinde más y está ocupado más tiempo!

4. Mantén la rutina

Si es invierno y sabes que en tu ciudad hay tormenta todos los días o estás en diciembre cuando todos son fiestas y petardos, entonces haz lo posible para que en tu casa nada cambie. Trasladar los muebles de lugar, cerrar fuertemente las persianas o cualquier otra cosa que altere la rutina propiciará el hecho de que el perro se asuste o presienta un peligro.

5. No te des por vencido

perro con miedo al trueno

Quizás necesitarás varias noches de lluvia o granizo, un par de diciembres o bastantes salidas al parque para que tu mascota aprenda a no tener miedo o que ese sentimiento sea cada vez menor. No claudiques, recuerda que la paciencia es fundamental en la enseñanza de los animales.

Cada vez que “se porte bien” ante un trueno, un petardo o el contacto con otro perro, no olvides premiarle, elogiarle y demostrarle que está haciendo las cosas bien.

Estos consejos te servirán en el caso de que el peludo experimente miedos “normales” causados por un ruido fuerte o la falta de costumbre de estar rodeado de otros como él. Sin embargo, si el can ha sido víctima de maltrato animal, tendrás que actuar con mucho cuidado, ir despacio, hablar bajo y comprenderle mucho más. Recuerda que ha pasado por un trauma y no es tan sencillo que se recupere de él.

Un profesional puede ayudarte y ayudarle a sobrepasar esos momentos de desconfianza, terror y ansiedad que lo embargarán si siente que otra vez será maltratado o golpeado. De esta manera tendrá la oportunidad de superar sus miedos y, como consecuencia, llevar una vida feliz.