Cómo afectan las mudanzas a los perros

Los perros son muy adaptables, pero al igual que a nosotros, los cambios les afectan y mucho. No importa si es pequeño, como cambiarle la cama de lugar o algo más grande, como las mudanzas. Los perros lo notan y de un modo u otro, les afecta.

Sobre todo, por favor, sabemos que amas a tu mascota y que no se te pasa por la cabeza la idea de abandonarlo si vas a mudarte. Consiguiendo un lugar adecuado para los dos, podréis retomar la convivencia sin mayores problemas de adaptación.

¿Por qué las mudanzas pueden afectar a mi perro?

huesos-para-perros

Los perros, además de ser animales de costumbres, también son territoriales, por lo que un cambio de casa no hace más que sacarlo de su territorio y meterlo en uno nuevo sin saber si ya hay un dueño en este.

Tú sabes que no, sabes a lo que te enfrentas y sabes que el único dueño del territorio de tu corazón y de tu hogar es tu mascota. Pero eso ella no lo entiende tan fácilmente.

Por tanto, no te preocupes, el temor a lo desconocido es lógico que ocasione nerviosismo o estrés en tu mascota. Cuando esté en la nueva casa, los olores y espacios serán todos nuevos para él y se sentirá completamente perdido.

También puede sentirse nervioso al ver otros perros en el vecindario, pues no sabe qué lugar ocupan en ese territorio y hasta qué punto él podrá gozar de una parte. No obstante, no te preocupes, que tu can se adapte a su nuevo hogar no es tan complicado. Sigue estos sencillos consejos que te damos a continuación.

Las mudanzas, ayuda a tu perro a adaptarse

Hay varios pasos a seguir antes, durante y después de la mudanza, para que la adaptación de tu mascota a su nuevo hogar sea menos traumática.

Antes de la mudanza

  • Placa identificativa. Es posible que en tu barrio te conozcan y conozcan a tu mascota, pero en el nuevo barrio y el trayecto a él no. Por tanto, antes de nada, pon la nueva dirección en la placa de tu mascota por si debido a su nerviosismo saliera huyendo. Será más fácil recuperarlo.
  • Antes de la mudanza, si no está demasiado lejos, pasea a tu mascota por la nueva zona, para que cuando llegue todo le resulte más familiar y el shock sea menor.
  • No laves su cama, ya tendrás tiempo de eso luego. Sus objetos personales son de gran importancia para él, pues a través de su olfato se llena la mente de recuerdos. Tener algo por viejo, como el de su cama, por ejemplo, lo hará sentirse más seguro los primeros días.
  • Mantén sus horarios. Es normal que con la mudanza tus horarios cambien, pero intenta no cambiar mucho los de tu mascota.

Durante las mudanzas

perro-ve-la-tele

  • Deja al perro al margen. No lo lleves en cada viaje que hagas llevando cosas. Si lo puede tener un familiar o un amigo mientras tanto al que ya conozca, mucho mejor.
  • Deja escondidas golosinas y otras chuches por la nueva casa, así disfrutará buscando tesoros perdidos en su nuevo hogar.
  • No lo dejes solo al llegar, se pondrá nervioso.

Después de la mudanza

  • Deja que huela todo.
  • Asigna desde el primer momento los lugares en los que puede y en los que no puede estar.
  • Déjale elegir el lugar para su cama, ellos saben hacerlo.
  • Durante los paseos, sé paciente. Todo es nuevo y necesita olisquear todo para hacerse con el nuevo mundo que lo rodea.
  • Déjale que se relacione con sus nuevos vecinos caninos.
  • Llévalo a conocer a su veterinario, aunque no le pase nada. Así se sentirá más cómodo cuando tenga visita obligada.