5 beneficios de dormir con tu gato

En cualquier época del año esa bonita bola de pelos que se acurruca a nuestro lado en la cama saca a la luz nuestro lado más tierno y sentimental. ¡Y también el del felino! (sobre todo de aquellos que no demuestran demasiado sus sentimientos). En este artículo te contamos cuáles son los principales beneficios de dormir con tu gato.

Dormir con tu gato es todo un privilegio

gato y niña

Los felinos nos ofrecen su amor y su compañía cuando ellos lo creen conveniente… Por ello, si deciden compartir sus horas de sueño nocturno con nosotros, debemos sentirnos más que afortunados.

A los gatos les encanta jugar en la cama de los dueños, pedirte que seas cómplice en sus travesuras o buscar calor los fríos días de invierno. Si están cerca de tu cara incluso pueden regalarte un beso o el contacto de su naricita fría y húmeda.

Si bien los felinos suelen tener hábitos de sueño diferentes a los nuestros, muchos de ellos, cuando son cachorros, necesitan el contacto con alguien que haya reemplazado a la madre. A medida que vayan creciendo elegirán el amanecer o las primeras horas de la mañana para acurrucarse a tu lado o hasta despertarte cuando están aburridos, tienen hambre o quieren salir para hacer sus necesidades.

¿Cuáles son los beneficios de dormir con tu gato?

Las ventajas de dormir con tu gato son varias, pero entre ellas estas son las más destacadas:

1. Fortalecerán el vínculo entre ambos

La conexión que podemos tener con un gato no es igual a la que se produce con un perro. Si bien los felinos son algo solitarios y muy independientes, también necesitan afecto y demostraciones de cariño, sobre todo cuando ellos lo buscan.

Por este motivo si tu mascota sube a la cama para dormir aunque sea unos minutos a tu lado, es una excelente señal de que eres importante en su vida. Con cada noche o mañana de compartir el sueño los lazos se fortalecerán.

2. Recibirás masajes gratis

La presión que ejercen con sus patitas en el vientre de la madre para obtener leche es un hábito que queda “guardado” en la memoria emocional del gatito. Por ello es normal que cuando se sienten muy a gusto y abrigados comiencen a “amasar” encima de ti.

Es una manera de expresar su amor y también para demostrar cuán felices están. Para ti será una especie de masaje (a menos que te clave un poco las uñas y no sea tan divertido) que puedes recibir cada noche o cada mañana.

3. Mejorarás tu calidad de sueño

gato y persona

Para que esto suceda primero, tendrás que ser bien consciente de los hábitos nocturnos del animal. Quizás durante su juventud y primeros años de adultez no coincidan sus horarios (cuando tú te acuestas él se despierta y viceversa), pero una vez que ambos estéis en la misma sintonía las ventajas de dormir con él serán maravillosas.

Además, aprenderás sus costumbres al momento de dormir: si se levanta a cada rato, si se queda quieto, si prefiere meterse dentro de las mantas, si elige estar al lado de los pies o poner la cabeza en la almohada… Este conocimiento se convertirá en sueño placentero para ti. Según una investigación, las mujeres que duermen con su mascota descansan mejor.

4. Se darán calor uno al otro

Cuando la noche está demasiado fría, necesitamos a alguien que nos de algo de calor. Si vives o duermes solo, nada mejor entonces que… un sistema de calefacción personal. El pelo del gato es una excelente opción para aumentar el calor corporal. Y llegado el caso, tu ropa y las mantas le ayudarán a sentirse más abrigado.

5. Tendrás un despertador que nunca falla

Si te cuesta mucho levantarte por las mañanas, tu mascota será el reloj al que no puedes apagar y seguir durmiendo. Cuando el sol comience a salir, es probable que el gato te “moleste” para que lo alimentes, le abras la puerta de la habitación o incluso que quiera tu lugar para dormir más placenteramente mientras no estás.